José Rama, cabo de bomberos de A Coruña, a raíz del incendio de Valencia: «Tenemos miedo de que no hagan caso a nuestras indicaciones»

Tamara Rivas Núñez
T. Rivas A CORUÑA

A CORUÑA CIUDAD

José Rama, cabo de bomberos de A Coruña
José Rama, cabo de bomberos de A Coruña La Voz

Cree que la «interpretación subjetiva» de la tragedia puede provocar comportamientos inadecuados que pongan en peligro a las personas

27 feb 2024 . Actualizado a las 20:44 h.

El incendio de Valencia se cobró la vida de diez personas, pero los bomberos del parque de A Grela temen que la «interpretación subjetiva» de la tragedia lleve aparejados comportamientos inadecuados en las personas que hagan que esa cifra aumente. «En el parque no paramos de comentarlo. La mayor de nuestras preocupaciones ahora es por las víctimas que el incendio de Valencia todavía va a provocar. Tenemos miedo de que no hagan caso a nuestras indicaciones», señaló esta mañana en el programa Voces de A Coruña, de Radio Voz, el cabo de bomberos del parque coruñés José Rama, que aseguró que compañeros de profesión de todo el país ya se están enfrentando a intervenciones en las que la gente desoye sus recomendaciones. «Les dicen que se tienen que confinar en sus viviendas, que es lo más seguro, y no hacen caso. Tienen miedo y quieren escapar, pero hacerlo por las escaleras es peligroso. El humo que se cuela por el cañón de las escaleras es súper tóxico», indicó. Tanto es así que la «inmensa mayoría» de los fallecidos en incendios en viviendas son por inhalación de humo. 

Ante un incendio en un edificio, los bomberos ponen en marcha dos equipos, uno dentro del inmueble y otro en el exterior que están en comunicación permanente. «Ellos son los profesionales y los que tienen todos los datos de cómo está evolucionando el fuego y qué hay que hacer, si evacuar o no. La lectura que tenemos nosotros del incendio no la tiene el ciudadano. Por eso pido que hagan caso de nuestras indicaciones y lo lleven a rajatabla», explica. Una de las primeras tareas al llegar a una intervención es «revisar el cañón de las escaleras por si hay alguien atrapado y mantener a alguien allí para indicar a los vecinos que no salgan de sus casas».

Sobre cómo actuar en caso de incendio, Rama diferencia entre un fuego en la propia vivienda o en otro de los pisos del edificio. «Lo primero es avisar, ya sea a los bomberos o a los vecinos. Una persona no puede empezar a apagar sin avisar de que hay un incendio», asevera. A partir de ahí, la recomendación es «salir de la casa e ir cerrando todas las puertas. Si no puedes, lo mejor es confinarse en la habitación más alejada del fuego y poner una toalla debajo de la puerta» para evitar que entre el humo. «La gerente no se imagina lo que puede aguantar una puerta en un incendio», aseguró. Si el fuego tiene lugar en otro piso, «lo más seguro es quedarte en tu vivienda y seguir las indicaciones de los bomberos».  

La prevención, clave

El cabo de bomberos coruñés pone el foco en la importancia de contar con elementos de prevención como detectores de humo, que «los hay a partir de 10 euros y resultan fundamentales para que te informen del inicio de un incendio». Respecto a los extintores, recomienda los hídricos o de agua-espuma AFFF (espuma formadora de película acuosa, por sus siglas en inglés), que pueden utilizarse tanto en fuegos provocados por aceite como en equipos eléctricos. 

Otro de los factores clave, son las puertas cortafuegos. «Llegamos a incendios y nos encontramos con esas puertas abiertas con tacos de madera o sujetas con ganchos. A los vecinos les resulta cómodo tenerlas así, pero es un riesgo a la hora de hacer una evacuación», concluye y recuerda que en el Ayuntamiento de A Coruña pueden solicitarse charlas de los bomberos para tener claro cómo actuar ante un incendio.