Una vivienda sin etiquetas para dar cobijo en A Coruña a la vejez en la diversidad

La Voz A CORUÑA / LA VOZ

A CORUÑA CIUDAD

Andy Pérez

La Fundación 26 de Diciembre gestiona un piso en Los Rosales con 12 plazas para personas en riesgo de exclusión social, preferentemente LGTBIQ+

20 ene 2024 . Actualizado a las 18:06 h.

«Trabajamos con personas mayores, a partir de los 50 años, preferentemente LGTBIQ+, y muchas de ellas se vieron abocadas a la soledad no deseada por desprecio familiar, rechazo de sus espacios de socialización y discriminación en sus entornos laborales a causa de su opción sexual», explicó Lucinda Rey, representante de la Fundación 26 de Diciembre. Lo hizo durante la visita realizada ayer a la vivienda dirigida a estas personas, la primera de la ciudad de A Coruña, y que ayer recorrieron la concejala de Benestar Social, Yoya Neira, y el director general para la Igualdad Real y Efectiva del Ministerio de Igualdad, Julio del Valle Íscar.

Situado en el barrio de Los Rosales, el inmueble acogerá a personas mayores, preferentemente LGTBIQ+, en riesgo de exclusión social. El Hogar de Paca Tricio, que así lo han bautizado en homenaje a la presidenta de la Unión Democrática de Pensionistas y Jubilados de España (UDP), que se destacó por la defensa de este tipo de iniciativas, será un espacio residencial abierto a la diversidad y a la inclusión, independientemente de la orientación, identidad y expresión de género de sus usuarios. Con capacidad para acoger a doce usuarios, funcionará bajo la gestión de la Fundación 26 de Diciembre, que debe su nombre a la fecha en la que, en 1978, se derogó en España la Ley de Peligrosidad y Rehabilitación Social, sucesora de la ley de vagos y maleantes, para la represión de conductas entonces tachadas de indeseadas y el control de «elementos antisociales». Entre ellos, las personas homosexuales.

Este piso «supone una apuesta por las nuevas formas de atención a las personas mayores, en la línea de las experiencias de las viviendas de este estilo que se están llevando a cabo en todo el mundo, que pretenden que las usuarias estén atendidas, al tiempo que viven en comunidad y disfrutan de autonomía», señaló Neira, que recalcó que este proyecto inclusivo y sin etiquetas «está abierto al colectivo LGTBI pero también a otras personas». Su puesta en marcha, una iniciativa «pionera», valoró la concejala de Benestar Social, refrenda además el talante de A Coruña y de los coruñeses, una ciudad «siempre comprometida con la igualdad y la diversidad», concluyó.