La Asociación de Viviendas Turísticas de Galicia planea demandar al Ayuntamiento de A Coruña

La Voz A CORUÑA / LA VOZ

A CORUÑA CIUDAD

Turistas con maletas en A Coruña este verano
Turistas con maletas en A Coruña este verano MIGUEL MIRAMONTES

Desde la entidad están en contra de la decisión del gobierno local de clasificar ese modelo de alojamiento como terciario

24 nov 2023 . Actualizado a las 16:53 h.

La Asociación de Viviendas Turísticas de Galicia (Aviturga) recurrirá judicialmente la intención de Ayuntamiento de A Coruña de clasificar ese modelo de alojamiento como terciario. Desde la entidad advierten que «en el mismo momento en que emita la primera notificación de cese» actuarán. Además, recuerdan al concejal de Urbanismo «que las cuatro sentencias existentes hasta ahora, y ajenas al municipio de A Coruña, no son firmes ya que se encuentran en proceso de recurso».

El colectivo que representa a los propietarios de viviendas de uso turístico lamenta «el nulo talante dialogante y negociador del gobierno local de A Coruña que, a pesar de haber emplazado a Aviturga a una nueva reunión en diciembre, prefiere comunicar sus acuerdos a través de los medios de comunicación, dando inicio así a una batalla judicial que el Concello financiará con recursos de toda la ciudadanía para cercenar el derecho de los propietarios a alquilar su inmueble».

La entidad hace referencia a la decisión del Ayuntamiento de A Coruña, que solo permitirá la actividad de los pisos de uso turístico en edificios enteros, en bajos o en primeras plantas. Además, en el ámbito Pepri (Ciudad Vieja y Pescadería), habrá una mayor restricción, y tan solo se admitirán si ocupan, exclusivamente, edificios enteros. «Aviturga defenderá en los tribunales el uso residencial de las viviendas vacacionales, como así aparece recogido en el Decreto de 2017 de la Xunta de Galicia y que permite a los propietarios compatibilizar su residencia habitual con el alquiler del inmueble durante períodos puntuales en algunos casos y en otros, conjugar el alquiler a estudiantes o trabajadores durante 10 meses con el vacacional durante los otros dos».

Desde la entidad añaden que desde el gobierno local «hacen una interpretación sesgada e interesada de la normativa para atacar a unas 500 familias de A Coruña que tienen ahora abierta una VUT en la ciudad y que pretenden cerrarles, obligándoles a destinar recursos económicos para su defensa mientras el Concello tirará de fondos públicos».

En este sentido Aviturga ve en A Coruña «una réplica del argumento que en su día utilizó el socialista Xosé Sánchez Bugallo (y que le costó la alcaldía) en Santiago, tratando de resolver a través de las VUTs un problema de falta de vivienda que obedece exclusivamente a la ausencia de políticas activas orientadas a resolver esta situación». Asimismo, consideran que «pensar que eliminar las VUTs va a tener una influencia a la baja en el precio del alquiler o que va a sacar al mercado más vivienda para alquiler de larga duración demuestra, además de ser un argumento muy pobre, un total desconocimiento de la realidad local».

En cuanto al pago de impuestos de las VUTs, indican que todos los ingresos generados por el alquiler vacacional tributan en renta como rendimiento del capital inmobiliario, «llegando a aportar a la Agencia Tributaria entre un 20 y un 47% de lo ingresado», matizan.