Los restos de Domingos en A Coruña: inundaciones, apagones y ramas caídas

R. D. A CORUÑA / LA VOZ

A CORUÑA CIUDAD

BEA FRANCO

Los bomberos achican agua en el centro juvenil de El Remanso, en Cuatro Caminos,  y parte del párking de Riazor sigue precintado. La tromba vespertina que bloqueó la ciudad descargó en diez minutos cuatro litros por metro cuadrado

06 nov 2023 . Actualizado a las 13:23 h.

Tras un fin de semana de no parar, los bomberos de A Coruña suman y siguen. La semana comienza para los servicios de emergencias con múltiples servicios para tratar de solventar las muchas incidencias que ha dejado a su paso la borrasca explosiva Domingos. Sobre todo, a raíz de la tromba de agua que, entre las siete y las ocho de la tarde del domingo, anegó bajos y calles, dejando bloqueados a dos conductores que circulaban por el paseo marítimo, frente la torre de Hércules, en la laguna que se creó sobre la calzada.

Según explicó Meteogalicia a Voces de A Coruña, de Radio Voz, a las 19 horas y en solo 10 minutos descargaron cuatro litros por metro cuadrado, y dos más en los diez minutos previos, de ahí la rápida formación de riadas por las calles. Hubo apagones y un reguero de ramas y árboles caídos salpican todavía parques, jardines y zonas ajardinadas de la ciudad, como en el parque de Vioño, donde el vendaval arrancó de cuajo ejemplares de gran porte.  

En el párking de Riazor-Orzán, el agua entró en riada por la rampa de acceso y tambié se filtró por los muros, de modo que esta mañana sigue precintada una zona próxima al acceso por las Esclavas. El cierre afecta a una quincena de plazas y a lo largo del suberráneo aún son visibles algunos charcos grandes, restos de la inundación de anoche. Manuel Carro, gerente del estacionamiento, explicó a Voces de A Coruña, de Radio Voz, que «cuando llueve, el agua baja por la rampa y se va metiendo hacia la zona del callejón de Salesianos, sube el nivel dos o tres dedos, pero en cuanto para de llover, como viene se va».

Si para los servicios de emergencias anoche fue el mercado de Adormideras otro de los escenarios de mayor actividad al inundarse la cafetería por obturarse los canalones de las bajantes _esta mañana reabrió con normalidad_  , entre los puntos que han tenido que visitar este lunes los bomberos se encuentra el centro juvenil de Cuatro Caminos, abierto en El Remanso y que ha amanecido con el sótano inundado. Los técnicos del parque de A Grela han tenido que extender una gran manguera desde la parte inferior del local a la calle para tratar de dar salida y evacuar el agua de las instalaciones. 

Además, desde la tarde noche de ayer han llevado a cabo múltiples intervenciones en distintos puntos de la ciudad, como desatascar canalones en Almirante Mourelle, la calle Cultura, Santo Tomás, calle Colón y Ángel Rebollo, donde la lluvia se filtró a viviendas. En  Antonio Pereira liberaron una rejilla que anegó un local comercial, y también tuvieron que actuar en otro registro en Emilio González López y en una rejilla de recogida de aguas del paseo marítimo. A Antonio Ríos acudieron a retirar un cristal de una terraza con peligró de caer a la calle, en Alcalde Lens extinguieron el fuego de un sofá ardiendo en la calle que se extendió a un contenedor de basura y en la ronda de Monte Alto limpiaron la calzada por un accidente de tráfico. Un siniestro también los llevó de madrugada a la avenida Pedro Barrié de la Barrié para retirar los restos y cerca de las siete de la mañana limpiaron otra mancha de aceite en avenida de Rubine. El reguero de servicios por el tráfico siguió después con el choque múltiple de la avenida de Alfonso Molina, donde estuvieron sobre las 8.50. Media hora después, el aviso llegó de la calle Eusebio da Guarda, por otro problema de saneamiento de tejados.