Los operadores del puerto de A Coruña invertirán 80 millones en cinco años para su crecimiento azul

A CORUÑA CIUDAD

César Quian

Un estudio recomienda a la Autoridad Portuaria buscar más alianzas internacionales en su especialización energética

23 oct 2023 . Actualizado a las 12:15 h.

La Autoridad Portuaria de A Coruña presentó este lunes sus Bases para la estrategia del crecimiento azul del puerto, un análisis sobre el desarrollo sostenible de la infraestructura realizado por los profesores Fernando González Laxe y Federico Martín Palmero, del Instituto de Estudos Marítimos de la Universidade da Coruña. Tras entrevistarse con los operadores de los terrenos portuarios, los investigadores estiman que a cinco años la facturación de esas empresas serán 86 millones de euros y un volumen de 80 millones de euros en inversiones, por lo tanto se emplearán cerca de 170 millones de euros en actividades catalogadas en este tipo de desarrollo. 

Para llegar a esa conclusión, solicitaron a la Autoridad Portuaria una relación de todos los clientes que tienen y su cifra de negocio. Se percataron de que unas 14 o 15 entidades son el 70 % del volumen de negocio. Hicieron una encuesta entre las firmas (con una muestra que representa el 65 % de la facturación total) para cuantificar posibilidades de inversión respecto al crecimiento azul.  

En la presentación, el expresidente gallego Fernando González Laxe desgranó que el perfil escogido por el puerto coruñés es la especialización energética para abastecer a clientes y empresas del entorno y para ser lugar de almacenamiento de energía renovable, disponiendo para ello de infraestructuras adecuadas. El tráfico del Atlántico puede ver en el puerto de A Coruña, sostuvo, un lugar de referencia. Así,  dijo que entre los puertos de este Océano el de A Coruña lo más tiene fácil por su apuesta por la energía. Con todo, propuso a la entidad ser más proactiva y buscar más alianzas. Ser un gestor comercial y un CEO de una empresa internacional, planteó González Laxe, que remarcó que es la institución pública más transparente que existe. 

Asimismo, apuntó que los puertos buscan nuevas áreas de actividad para satisfacer las demandas de los clientes y ayudar a un entorno comprometido con la sostenibilidad. «El puerto de hoy no es el puerto de mañana», proclamó el profesor, que indicó que los puertos deben proporcionar de manera proactiva estabilidad a las ciudades y a sus áreas adyacentes. Para ello, los planes estratégicos deben basarse en cinco apuestas: recintos competitivos con marcos fiscales atrayentes; ratios de sostenibilidad óptimos; la forma de crear valor añadido en todas sus funciones; liderar las dinámicas de las transiciones digitales y medioambientales y convertirse en un centro de referencia mundial. 

Los rasgos que debe tener en cuenta el puerto de A Coruña son: la mayor influencia asiática del comercio mundial, el desplazamiento geográfico de los centros de producción económica, la carrera por las rutas marítimas y la tendencia a la desglobalización.  

La economía azul, explicaron los autores, engloba todas las actividades económicas vinculadas y relacionadas con los océanos y mares y busca un espacio marítimo seguro. «El crecimiento azul es tratar todo lo que está en el medio de una forma interrelacionada e implica minimizar la degradación ambiental», indicó Federico Martín Palmero. Uno de los objetivos de la estrategia es impulsar los puertos innovadores o puertos 4.0 y que se conviertan en ejes de la transición energética. 

En el acto participó el conselleiro do Mar, Alfonso Villares, que se comprometió con la creación de empleo en la economía circular y con la lucha contra el cambio climático. Así, definió este nuevo rumbo como una oportunidad para Galicia. También ensalzó el hub de descarbonización y logística en que se está convirtiendo punta Langosteira. Aprovechó para alabar la ley gallega del litoral y lamentó la falta de comunicación del Gobierno sobre este asunto.  

«O porto da Coruña é unha das pezas importantes para Galicia. Dentro do obxectivo xenérico de coidado da sostibilidade parecíamos importante facer este estudo», explicó Martín Fernández Prado, presidente de la Autoridad Portuaria, quien agradeció el trabajo del personal de la entidad y de sus empresas. Además, celebró que las inversiones futuras en el puerto estén entre los 80 y los 100 millones de euros y, concretamente, el puerto exterior cuenta con el compromiso de desembolsos de 1.500 millones de euros, solo en actividades con aval ya presentado. La diferencia es que el horizonte para el Green Port es el 2030. Son los proyectos ya conocidos de nuevas energías (hidrógeno verde) y el impulso a un transporte marítimo más sostenible.  

Por su parte, el rector de la UDC, Julio Abalde, detalló que la universidad ya trabaja con el Puerto en diferentes ámbitos y tecnologías, como la aplicación de la inteligencia artificial para la gestión portuaria. Los investigadores de la UDC, dijo, participan en muchos proyectos empresariales de energía verde en el puerto. «A UDC é un socio responsable para que estes proxectos se poidan facer», ensalzó Abalde.