Un médico de A Coruña, conmocionado y con un tobillo roto por la agresión de un paciente

R. D. A CORUÑA / LA VOZ

A CORUÑA CIUDAD

Centro de salud de Labañou
Centro de salud de Labañou MARCOS MÍGUEZ

El facultativo fue atacado cuando acudió en auxilio de un compañero que se negó a darle recetas al agresor, un joven que fue detenido en el entorno del centro de salud de Labañou

15 dic 2022 . Actualizado a las 16:55 h.

Nuevo episodio de violencia contra personal sanitario en A Coruña, donde un facultativo necesitó asistencia sanitaria en el Chuac tras sufrir una conmoción y una fractura a causa del ataque de un usuario.

El suceso tuvo lugar este miércoles sobre las dos y media de la tarde en el centro de salud del barrio de Labañou, cuando, según fuentes cercanas a la investigación, una persona irrumpió de forma violenta en la consulta de un facultativo exigiéndole que le expidiese recetas. Ante la negativa del profesional a prescribirle los medicamentos que reclamaba, el individuo se encaró de forma agresiva con el doctor. Por la actitud desafiante del hombre, el médico solicitó ayuda a los compañeros que se encontraban en ese momento en el ambulatorio. Dos de ellos acudieron a su llamada, momento en el que el usuario comenzó a atacarlos y a lanzar objetos.

El doctor que salió peor parado llegó a quedar inconsciente durante unos minutos a consecuencia de uno de los golpes que recibió en la cabeza, según fuentes próximas. Fue trasladado al servicio de Urgencias del Hospital Universitario A Coruña para ser tratado de las lesiones, ya que sufría diferentes contusiones y se quejaba de forma especial de una pierna, puesto que sufrió una fractura de tobillo. El agredido ha recibido ya el alta y se recupera de lo ocurrido en su domicilio.

De forma inmediata acudieron al centro agentes de la Policía Nacional, que detuvieron al agresor en las inmediaciones.  Se trata de un hombre joven, menor de 30 años, que se encuentra a la espera de pasar a disposición judicial en las próximas horas. Además de por las lesiones ocasionadas al facultativo, el individuo fue arrestado por otros cargos, ya que causó numerosos destrozos en las instalaciones con cuantiosos daños materiales, en especial en el despacho en el que se produjo el ataque.  

El incidente reactivó las peticiones de que los puntos de atención primaria cuenten con personal de seguridad para tratar de evitar que se produzcan este tipo de sucesos, sobre todo en aquellos dispositivos sanitarios situados en zonas urbanas de mayor conflictividad o con problemas de inseguridad ciudadana. Usuarios de las dependencias lamentaron esta mañana que el ambulatorio de Labañou, situado muy cerca del albergue Padre Rubinos, no cuente con vigilante cuando «otros centros de salud del centro de A Coruña, donde no hay ningún problema, sí lo tienen».