Alfredo Sellier: «En mi casa conocíamos más a Luis que a José Sellier»

Ana González Núñez
Ana González A CORUÑA / LA VOZ

A CORUÑA CIUDAD

EDUARDO PEREZ

Este lunes se cumplen cien años del fallecimiento del pionero del cine en España

20 nov 2022 . Actualizado a las 16:23 h.

«José Sellier convirtió a la ciudad de A Coruña en la cuna del cine español». Lo tiene claro Alfredo Sellier, tataranieto del fotógrafo Luis Sellier, hermano de José. Quizás por su descendencia directa siempre oyó hablar más del mayor. «En mi casa conocíamos más a Luis que a José Sellier», confiesa el arquitecto y museógrafo.

Su familia no le transmitió mucha información sobre sus antepasados artistas, por desconocimiento, pero la casa de su abuela, en el número 37 de la calle Real, lucía un enorme retrato de su tatarabuela, Emilia Avrillón, hermana del fotógrafo Juan Bautista Avrillón y esposa de Luis Sellier, quien pintó ese cuadro. Se lo contaba su abuela y por eso sabía que descendía de un creador, pero no guardaban más material, pues se perdió con el paso de los años.

Sin embargo, a partir del 2010, Alfredo se convirtió en un gran investigador de su familia, cuando José Luis Castro de Paz, José María Folgar de la Calle y Jean Claude Seguin contactaron con él para decirle que José Sellier fue el precursor del cine en España, ya que les compró el cinematógrafo a los hermanos Lumière en 1897, año en el que comenzó a rodar y proyectar películas en A Coruña, como El entierro del general Sánchez Bregua. Se creía que el primero había sido Eduardo Jimeno en Zaragoza, pero ellos aseguran que no fue así.

Ese pionero que fue José Sellier falleció hace una centuria, el 21 de noviembre de 1922. Por eso, Alfredo organizó el homenaje que tendrá lugar este lunes a las 20.00 horas en el Cine París, para el cual, según lamenta, no contó con colaboración institucional. Curiosamente, ese fue el lugar en el que se proyectó su primer filme —que cumple 125 años en este 2022—, aunque era simplemente un bazar que un decenio más tarde y tras ser también una tienda de moda se convirtió en el Salón París, un cine. Alfredo cree que fue «casualidad», pues «no hubo una continuidad que pueda hacernos pensar que hubo un enlace entre las primeras proyecciones y el cine».

Fotografía inédita de 1915 en la que se ve a José Sellier, de pie con un bastón, en Sigrás, en un puente sobre el río Valiñas.
Fotografía inédita de 1915 en la que se ve a José Sellier, de pie con un bastón, en Sigrás, en un puente sobre el río Valiñas.

«José Sellier tiene el conocimiento que merece. Poco a poco, lentamente, va habiendo mucha gente que lo conoce, pero reconocimiento no sé hasta qué punto. Es valorado, pero no lo suficiente», lamenta el arquitecto sobre el trato a la figura de un hombre que nació en Francia en 1850 y se mudó con 36 años a la ciudad herculina, donde se hizo cargo del gabinete fotográfico de su hermano mayor Luis. «Le dio un impulso más moderno, con técnicas nuevas de fotografía. Inició actividades publicitarias muy agresivas en los medios y lo hizo de forma muy potente», comenta Alfredo, que destaca que «José Sellier era fotógrafo, pero con su carácter inquieto se aventuró con el cinematógrafo». Reconoce, asimismo, que su mayor legado fue «la importancia de ser el primero que tuvo la oportunidad y se atrevió a hacer una filmación de cine español», a pesar de que «profesionalmente no tuvo mayor trascendencia para el porque lo abandonó, pero el hito es el que queda».

En su investigación, Alfredo descubrió que los fotógrafos Sellier fueron tres, primero Luis, luego José y finalmente el hijo de este, Esteban. «Hay razones para pensar que Esteban heredó el material de Luis y José Sellier», indica y hace mención a unas fotografías de Rosalía de Castro imprimidas por Esteban, pero que por la fecha tuvieron que ser sacadas por Luis. «En algún momento se perdió ese material», lamenta.