A Coruña descubre la relación íntima entre la música y las matemáticas

Elena Silveira
Elena Silveira A CORUÑA

A CORUÑA CIUDAD

ANGEL MANSO

El Muncyt acoge este miércoles, dentro del ciclo CorBI, una charla sobre la interrelación entre las dos áreas de conocimiento

19 oct 2022 . Actualizado a las 12:11 h.

Este miércoles, a partir de las 19.30 horas, el Muncyt de A Coruña acoge la charla El canon matemático del arte. La música. dentro de la serie de diálogos CorBI bajo el lema Una cultura humana. La matemática Victoria Otero y el músico Andrés Lacasa conversarán sobre la estrecha relación que existen entre estas dos áreas de conocimiento. Tal y como adelantaron, ambos mundos tiene más en común de lo que la gente cree. 

Andrés Lacasa, que es director gerente de la OSGJ, asegura que a pesar de su componente y aportación emocional, «la música es profundamente racional». Así, explica que la música tiene estructuras matemáticas: «Parece que hay composiciones aleatorias, pero detrás hay normas, frecuencias de sonidos, cadencias, una estructura...» ¿Toda la música? «Sí, sí, incluso el heavy o el jazz, que parece todo improvisación. Nada es casual. Y esas estructuras generan en el cuerpo distintas sensaciones. Así, un ritmo de 4x4 no produce la misma que el 3x4 de un vals», explica. En todo caso, indica que para ser un buen compositor no hay que ser un experto matemático, aunque sí debe tener unos conocimientos técnicos, unas normas definidas, para poder componer. «Para un músico, por ejemplo, no es imprescindible», matiza. Tampoco hay que saber derivadas ni raíces cuadradas para disfrutar de la música. «No entender de matemáticas no significa que no las estés percibiendo cuando escuchas música. El estudio de las matemáticas requiere un esfuerzo cognitivo muy alto, como también el estudio de la música. Y esos conocimientos hacen que puedas disfrutar más de un concierto, y entiendas por qué unas armonías emocionan más que otras», explica. Recuerda que ambas artes están relacionadas desde la antigüedad y que, quizás porque las músicas contemporáneas rompen con esas normas tan asimiladas, cuesta más entenderlas. «Hay músicos que crearon sus propias normas y a la gente le cuesta entenderlas, como en su día, por ejemplo, ocurrió en la pintura con el cubismo. Porque todo lo que se sale de las ecuaciones matemáticas básicas requiere un mayor esfuerzo», indica. 

Matemáticas son creatividad

Como compañera de coloquio, Andrés Lacasa tendrá a Victoria Otero, matemática, catedrática en la USC, vicepresidenta primera de la Real Sociedad Matemática Española y una de las fundadoras de la Fundación CorBI. Ella confirma que música y matemáticas son dos lenguajes universales, abstractos, pero con un alto grado de creatividad. «La creatividad en la música se entiende, pero es que también hay creatividad en las matemáticas. Yo, por ejemplo, soy experta en la teoría de las ecuaciones diferenciales. Pues a partir de esos conocimientos podría modelizar, por ejemplo, cómo se propagan las epidemias, justificar la aparición de ciertas células cancerígenas...». Para hacer menos teórica su argumentación, Victoria Otero pone un ejemplo práctico: «Para hacer una receta culinaria tú tienes unos ingredientes y vas siguiendo unos pasos. Ahí no hay creatividad. Pero si te sales de la norma establecida, puedes crear otra receta. Pues eso pasa con las matemáticas, con la música. Si no escucharíamos siempre la misma melodía», indica.

xoan a. soler

La experta considera que la existencia de las matemáticas hacen que progrese la sociedad y se consigan grandes avances. ¿Qué hay sino detrás de la inteligencia artificial más que algoritmos? Victoria Otero comenta también que la música es un producto tangible y, cuanto más sabes al respecto, más disfrutas con ellas. Con las matemáticas pasa algo similar, sin embargo, los teoremas son más difíciles de explicar y su creatividad y resolutividad es más fácil de ver a través de las aplicaciones que tiene.