Salman Rushdie en A Coruña

José María Paz Gago LÍNEA ABIERTA

A CORUÑA CIUDAD

Kopa

14 ago 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Rememoro con tristeza estos días la estancia de Salman Rushdie en A Coruña, en septiembre del 2009, cuando vino a inaugurar el Congreso Mundial de Semiótica con una inolvidable conferencia sobre «El fin de la novela». En una circunstancia parecida acaba de ser brutalmente apuñalado, sin duda en cumplimiento de aquella fatídica fatua que fue lanzada contra él en 1989.

Y me viene a la cabeza lo ocurrido hace ahora más de una década. Cuando anunciamos en la prensa que el autor de Versos satánicos, libro considerado blasfemo por el ayatolá Jomeini, abriría aquel congreso, un inspector de la Policía Nacional me llamó a su despacho para recriminarme duramente mi irresponsabilidad por haberlo hecho público y me informó que harían un estricto seguimiento de su estancia en la ciudad para preservar en todo momento su seguridad.

En aquel momento me pareció exagerada la actitud del policía y comenté aquella conversación con el escritor. Como se cumplían veinte años de la fatua, Rushdie me dijo que estaba harto de llevar dos décadas oculto, de estar literalmente «enterrado en vida», por lo que quería salir de la clandestinidad y rechazaba cualquier tipo de protección policial.