Arrancan las obras de la pasarela de Pedralonga, en A Coruña

A CORUÑA CIUDAD

Eduardo Pérez

Este lunes comenzaron a trabajar las máquinas que construirán el enlace peatonal sobre Alfonso Molina, cuyas obras fueron adjudicadas hace un año

30 may 2022 . Actualizado a las 13:33 h.

Las obras de la pasarela de Pedralonga, en A Coruña, han comenzado este lunes. Ocho meses después de que el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana haya puesto la primera piedra para la creación de la infraestructura peatonal, las máquinas han llegado en la mañana de este lunes para construir la rampa norte.

El Gobierno central anunció en mayo del 2021 la adjudicación de la pasarela que unirá de una forma segura Palavea con Pedralonga por 1,22 millones de euros. Los trabajos se enmarcan en la primera fase del proyecto de ampliación de la avenida de Alfonso Molina. El plazo de ejecución sería de 26 meses.

Según la previsión inicial, la intervención urbanística debería estar finalizada en el segundo semestre del 2023. No obstante, la obra se retrasó por la escasez y encarecimiento de las materias primas, agravada a raíz de la guerra en Ucrania. La Delegación del Gobierno admitió a finales de marzo que la actuación se vio afectada por la subida de los costes del acero y por un modificado para incluir las peticiones efectuadas por las asociaciones de vecinos de Palavea y Pedralonga. 

La subdelegada del Gobierno en A Coruña, María Rivas, y el jefe de la Demarcación de Carreteras, Ángel González, mantuvieron este lunes una reunión con miembros de las asociaciones vecinales de Palavea, Pedralonga y Eirís para comunicarles el inicio de los trabajos. En ella, les trasladaron que el proyecto para la rampa sur, junto al Alcampo, fue modificado para adaptarlo a sus demandas. De esta forma, la cuesta será más directa y no tendrá un trazado en zig zag. Además, mantuvieron su previsión inicial y afirmaron que la pasarela estará finalizada en el segundo semestre del año 2023.

El vicepresidente de la asociación vecinal de Palavea, Álvaro Pérez, hizo una valoración «positiva» al salir del encuentro, ya que se empieza a materializar una pasarela «muy solicitada, una demanda histórica». También celebró que el Ministerio haya apreciado sus demandas respecto a la rampa sur porque de esta forma será «una alternativa cómoda».

Tres fases

La construcción de la pasarela tendrá tres etapas visibles. La primera consiste en la construcción de la rampa norte, de hormigón. La segunda será la creación de la rampa sur, que se hará con acero en una fábrica y después se emplazará en el lugar. La tercera y última será la colocación del vano central, también de acero. Esta será la parte más complicada, ya que requerirá el corte de la avenida de Alfonso Molina durante una noche.

La obra se retrasó principalmente por la escasez y encarecimiento de las materias primas, agravada a raíz de la guerra en Ucrania. Fuentes de la Delegación del Gobierno en Galicia admitieron a finales de marzo que la actuación se vio afectada por la subida de los costes del acero. También influyó, pero en menor medida, la modificación del proyecto.

Características técnicas

La pasarela está ubicada al oeste de la N-550 y cruza sobre Alfonso Molina a la altura del kilómetro 3,5 de esta, en dirección norte-sur. Tiene una longitud de 49,61 metros, un ancho útil de tres metros y barandillas laterales. La pendiente máxima longitudinal es de 6 %, cumpliendo la normativa vigente en materia de accesibilidad.

El tramo sobre la carretera cuenta con pilas y rampas laterales de hormigón y un vano central de 40 metros de longitud, conformado mediante celosía metálica de cuatro metros de canto. Se prescinde de apoyo en la mediana de la AC-11 para limitar la afección a las condiciones de seguridad de la carretera.

El recorrido peatonal se completa, en el lado Sur, con una segunda rampa que resuelve el desnivel entre la calle Lugar de Palavea Vieja y el aparcamiento del centro comercial, en la ubicación de la actual escalera peatonal. Se contempla también la urbanización de viales y aceras y la reposición de servicios afectados, entre ellos una parada de autobús.