Silencio en la escuela Pablo Picasso de A Coruña

Alfonso Andrade Lago
Alfonso Andrade CRÓNICAS CORUÑESAS

A CORUÑA CIUDAD

Escuela Pablo Picasso
Escuela Pablo Picasso MARCOS MÍGUEZ

Tal vez sea el momento de ser valientes, dar otro paso al frente y asumir sin dobleces la verdad

14 may 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Es atronador el silencio de la dirección de la Escola de Arte e Superior de Deseño Pablo Picasso de A Coruña. Un profesor del centro ha sido condenado e inhabilitado por abusar sexualmente de ocho alumnas, y la posición de la escuela, apelando al deber de sigilo de los funcionarios, es... el silencio.

Es su privilegio, pero... Podría entender —que no compartir— unas declaraciones huecas que se limitasen, por ejemplo, a acatar la decisión judicial para pasar de puntillas por un problema escabroso y con implicaciones profesionales y probablemente personales. O incluso, como hizo ayer la Xunta, a recordar que contra la sentencia, que no es firme, cabe recurso. Pero ¿el silencio?

Me cuesta entenderlo... si no es por el temor, incluso el miedo que puede suponer dar un paso al frente y decir en público la verdad. El temor a la respuesta, a las reacciones, a lo que pueda pasar, a no ser creído.