Los valores de César Torres Díaz

PILAR CORTIZO MELLA DIRECTORA DEL DESPACHO TORRES DÍAZ Y CÍA.

A CORUÑA CIUDAD

César Torres Díaz era socio fundador del despacho Torres Díaz y Cía. y presidente de honor del grupo Playas y Cortijos
César Torres Díaz era socio fundador del despacho Torres Díaz y Cía. y presidente de honor del grupo Playas y Cortijos C

El fundador del despacho de abogados Torres Díaz y Cía. falleció el miércoles a los 87 años de edad

12 may 2022 . Actualizado a las 15:10 h.

Son días muy tristes. Cuesta encontrar palabras que recojan el hondo pesar que sentimos por el fallecimiento de nuestro querido fundador y maestro César Torres Díaz. A quienes hemos tenido el privilegio de estar a su lado nos resulta difícil condensar en tan pocas líneas tantos valores y lecciones de vida que César nos deja como legado.

César Torres Díaz es reconocido por su enorme categoría como jurista y por sus destacados logros como abogado y empresario. Esa es la parte pública, la que todos conocemos. Sin embargo, quiero destacar aquí la parte más privada de César en la que resaltaba por su gran categoría humana, su extraordinario entusiasmo y su comportamiento siempre acorde y fiel a sus valores. Como creyente que era, César mantuvo su coherencia vital hasta el final: hace unos días reconocía que se encontraba con pocas fuerzas, sin embargo se confesaba muy tranquilo, ya que había tenido una vida plena, tanto personal como profesional. Estaba arropado por el cariño de su familia y amigos, así que no podía pedir más. Esta reflexión tan solo puede ser de una persona coherente, entusiasta, valiente, libre y comprometida como así era nuestro querido maestro.

En el Colegio de Abogados de A Coruña, César Torres Díaz ejerció los cargos de tesorero, vicedecano y finalmente, decano. Allí demostró su enorme capacidad de trabajo, así como su generosidad y compañerismo, convirtiéndose en un referente en la profesión; de ahí las abrumadoras muestras de cariño y reconocimiento que muchísimos compañeros nos han transmitido estos días al conocer la noticia. Mil gracias a todos.

Querido César, has dejado el listón muy alto y un vacío difícil de llenar. D. E. P.