El arte coruñés llora la pérdida del cuadro «Palomar», del padre de Picasso

Alfonso Andrade Lago
Alfonso Andrade A CORUÑA / LA VOZ

A CORUÑA CIUDAD

Los hermanos Ramón y Juan Molezún entregan el cuadro «Palomar», pintado por el padre de Picasso, al alcalde de A Coruña Carlos Negreira (en el medio)
Los hermanos Ramón y Juan Molezún entregan el cuadro «Palomar», pintado por el padre de Picasso, al alcalde de A Coruña Carlos Negreira (en el medio) andy pérez

Para la Real Academia es un quebranto «sustancial» en el patrimonio de A Coruña

03 mar 2022 . Actualizado a las 09:24 h.

Poco —o más bien nada— ha gustado en el mundo del arte coruñés que el Palomar de José Ruiz Blasco, padre de Pablo Ruiz Picasso, haya volado hacia tierras catalanas para engrosar los fondos del Museu Picasso de la Ciudad Condal. El cuadro, pintado en A Coruña entre 1891 y 1895, posee, a los ojos de los profesionales, un valor que va más allá de mérito artístico.

«Desde el punto de vista del análisis patrimonial y del significado que tiene para Galicia y A Coruña, es una pérdida sustancial, porque supone la primera relación de Picasso con el arte a través de la figura de su padre», sentencia Manuel Quintana, presidente de la Real Academia Galega de Belas Artes.

Sostiene Quintana que «la escasa atención» de las Administraciones a la protección cultural es un problema «a nivel estatal», y admite que «entristece» pensar que el cuadro no esté en el Museo de Belas Artes durante «la exposición sobre Picasso que se está preparando para el próximo año» por el 50.º aniversario del fallecimiento del pintor.

David Ferreras, director artística de la galería de arte La Marina, confirma que es una «pérdida evidente» y que «es el contexto histórico el que da más valor a este cuadro», e insta a las Administraciones a que estén más atentas para «buscar cofinanciación» y poder retener obras como esta. «Dinero hay, porque se compran otras cosas», advierte antes de lamentar que «todas las ciudades Picasso de España y Francia» tengan un museo o un centro de investigación sobre el pintor y que en A Coruña no haya «absolutamente nada».

David Barro, director artístico de Fundación Didac y MadBlue Summit, explica que la urbe impulsó hace unos años «una recuperación, por lo menos simbólica, del legado de Picasso». Sin embargo, esos esfuerzos «se fueron diluyendo de manera directamente proporcional al declive de las políticas culturales de la ciudad». La pérdida de este cuadro para A Coruña «es sobre todo estratégica, aun cuando casi nunca se ha sabido entender la cadena de valor cultural y económica que un patrimonio material e inmaterial como este legado puede generar».

Contundente es también el historiador Felipe Senén López: «Dóeme terriblemente porque é un dano irreversible ao noso patrimonio, no que inverten as entidades bancarias, pero non as Administracións. Onde está a Biblia Kennicott, onde o Códice maia da Coruña, se pregunta antes de destacar la gestión que hace Cataluña de sus bienes culturales.

 Instan a las Administraciones a adquirir otros cuadros similares en subastas

Incluso admitiendo que se trata del «único cuadro» que nos vincula con Picasso, Camilo Chas, responsable de la galería de arte Artby's, introduce otro argumento en el debate: el económico. Se desconoce el precio exacto que los catalanes pagaron por Palomar, pero sí se sabe por las últimas tasaciones que son más de 100.000 euros. Según consta en Artprice, uno de los bancos de datos de arte de referencia, «Palomar con caldero, un cuadro similar a Palomar, se subastó el año pasado en Fernando Durán con un precio de remate de 19.500 euros», y ya había salido antes por esa cantidad, pero sin compradores, confirma.

En su opinión, es importante instar a las Administraciones a que estén atentas a estas pujas «para que puedan adquirir cuadros» de José Ruiz Blasco «a un precio más conveniente, porque ese dinero es de todos». Chas ve «positiva la gestión cultural que está haciendo Inés Rey».

Desde la familia Molezún, propietaria del cuadro durante más de cien años, siempre han tenido claro que «el destino de Palomar debía ser su exhibición para el disfrute público». Esa vocación fue la que llevó a ceder la obra al Ayuntamiento en el 2014, cuando se había puesto en marcha un proyecto de ciudad Picasso para A Coruña, para que se expusiera en la casa museo del pintor. Y con ese espíritu «se cedió también para que participase en otras exposiciones». El proyecto del Museu Picasso de Barcelona, que pretende completar su discurso histórico sobre los primeros años del artista con una mirada a la obra de su padre y maestro, convenció a los propietarios de «la idoneidad» de este destino.

La ciudad expondrá obras del genio malagueño el próximo año

«La obra en cuestión no era propiedad municipal, sino de un particular. Gracias a la cesión temporal que realizó pudimos disfrutar de ella en A Coruña casi 8 años», explican desde el Ayuntamiento. Ahora se trabaja «para conseguir que otras obras de Picasso se exhiban en la ciudad el año próximo y que las puedan disfrutar todos los coruñeses en el año Picasso». Por su parte, desde la  Xunta de Galicia dicen que no han recibido «ningunha comunicación do propietario en relación a esta peza que estaba en depósito na Casa Museo Picasso, de competencia municipal». Añaden que la Xunta está diseñando esa «gran mostra en homenaxe a Picasso».