Una pareja de A Coruña recibe una factura de la luz de 6.860 euros: «¡Ni que tuviéramos un solario en casa!»

Elena Silveira
Elena Silveira REDACCIÓN / A CORUÑA

A CORUÑA CIUDAD

Joaquín y Amanda viven en un pequeño piso en el barrio de Monte Alto y ya han presentado una reclamación a la compañía eléctrica. Naturgy asegura que, tras el cambio de tarificación, se han producido errores en los recibos que ya se están solventando

16 feb 2022 . Actualizado a las 10:02 h.

Joaquín Fernández y Amanda Villar viven en un pequeño piso en el barrio de Monte Alto de A Coruña. Suelen pagar una factura eléctrica de entre 40 y 50 euros como media cada mes. Pero el pasado viernes, Joaquín cogió en el buzón una carta de la compañía suministradora que casi le hizo entrar en shock: «Bajé como siempre a por el correo y entre otros sobres estaba el de Naturgy. Hasta ahí es lo esperado. Lo que casi me dejó sin aliento fue la cantidad desorbitada que aparecía en ella». Concretamente, 6.860,15 euros. «Subió como una flecha y al entrar me decía todo nervioso: "¡Mira, mira!", zarandeando el papel de un lado a otro», explica Amanda. 

Además de ser una cifra fuera de lo normal, en la factura había otros detalles sospechosos: «Nosotros tenemos contratada una potencia de 3,45 kilovatios, la mínima porque no tenemos ni vitrocerámica ni radiadores... Y lo habitual es que nos llegue la factura cada mes. Pero en esta carta Naturgy nos reclamaba un consumo de 22.484 kilovatios durante dos meses, por el período comprendido entre el 26 de septiembre y el 25 de noviembre. El caso es que esta factura está solapada con otras dos que yo ya había pagado: una de 55,64 euros y otra de 35,95 que todavía nos tiene que llegar en papel».

Ana Villagrasa

Desde el primer momento, tal y como explicaron en el programa Voces de A Coruña, de Radio Voz, la pareja sabía que aquello era un error y enseguida intentaron ponerse en contacto con la empresa distribuidora. Primero por teléfono por correo electrónico. Pero fue imposible. Después, les remitieron a una oficina que estaba cerrada. Y, este lunes, por fin, pudieron presentar una reclamación a la que esperan respuesta en un plazo de entre diez y quince días. «Es que es para tocar panderetas. Tengo un popurrí de facturas que es increíble. Es un descontrol absoluto. Nos pasaron tres facturas diferentes de noviembre, y ya estoy temblando por la próxima que nos va a llegar. Esto no tiene ni pies ni cabeza, ni que tuviéramos un solario en casa», dice Amanda todavía indignada. Recuerda que el pasado jueves, precisamente, vieron un noticia en el telediario sobre una mujer a la que le había llegado una factura de la luz de casi dos millones de euros, precisamente por los desajustes de precios que hay en el sector eléctrico. «Cuando vimos la factura, enseguida nos acordamos y pensamos que nosotros éramos otros afectados más», comenta.