Protesta de los conductores de los buses metropolitanos: «Es imposible cumplir los horarios»

R.D., D. V. A CORUÑA / LA VOZ

A CORUÑA CIUDAD

Concentración de los trabajadores de Compostelana S.A., del grupo Alsa, en la estación de autobuses de A Coruña
Concentración de los trabajadores de Compostelana S.A., del grupo Alsa, en la estación de autobuses de A Coruña ANGEL MANSO

Trabajadores de Compostelana S.A., del Grupo Alsa, denuncian «precariedad» y empeoramiento del servicio desde que entraron en vigor las nuevas concesiones, hace casi un año

16 nov 2021 . Actualizado a las 20:45 h.

Trabajadores de la empresa Compostelana S.A., del Grupo Alsa, se concentraron esta martes en la estación de autobuses de A Coruña para protestar por lo que consideran un empeoramiento del servicio y de sus condiciones laborales desde la entrada en vigor de las nuevas concesiones del transporte metropolitano hace casi un año. «Es totalmente imposible cumplir los horarios», aseguraron durante la movilización. Sus palabras, a los micrófonos de Radio Voz, lograron una avalancha de apoyos por parte de usuarios.

Según explicaron, desde el inicio del nuevo plan, el pasado 23 de diciembre, la empresa «acortó los tiempos de los recorridos de las líneas, lo que hace completamente imposible cumplir con los horarios que marca la Xunta», lo que provoca «constantes quejas de los usuarios a los conductores». De forma específica, ejemplificaron los problemas aludiendo a lo que está ocurriendo en la línea de O Burgo que sale de San Pedro (Oleiros), en los autocares que cubren el trayecto con Alvedro en Culleredo, o a los que pasan por Carnoedo en Sada, donde «todos los días la gente está llegando tarde a sus trabajos», subrayaron los conductores. 

Además de generar situaciones muy incómodas para los trabajadores, que recogen las reclamaciones y el descontento de los viajeros, se quejaron también por los cambios en las condiciones laborales que les afectan, ya que «hay turnos que pasan de 9 horas y antes eran de 8, y los fines de semana los turnos partidos están incumpliendo el convenio» y también señalaron los «constantes problemas en los lectores de tarjetas» desde que se cambió la tecnología.