El colegio Santa María del Mar, en A Coruña, pide la presencia de policías para controlar el tráfico

Alejandro García Chouciño
A. g. chouciño A CORUÑA

A CORUÑA CIUDAD

Vehículos mal estacionados este viernes en la entrada del colegio Santa María del Mar
Vehículos mal estacionados este viernes en la entrada del colegio Santa María del Mar MARCOS MÍGUEZ

El director, Alfonso Trillo Pan, se reunirá con los empresarios para hacer un escrito que remitirán a la concejalía de Movilidad y a la alcaldesa

18 sep 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

«Es cierto que hay un problema de movilidad en el entorno del colegio. Son 1.600 alumnos y la mayor parte de ellos están utilizando el transporte privado. Muy pocos utilizan el transporte escolar o el público, y es por cuestiones de pandemia», explicó Alfonso Trillo Pan, director del colegio Santa María del Mar.

Esta situación se evidenció el jueves tras el importante atasco generado por la protesta de un empresario de la zona que aparcó en la entrada del centro educativo: «Entiendo que no actué de la mejor forma posible pero hemos hecho visible un problema», confesó en el programa Voces de A Coruña, de Radio Voz. Una iniciativa que lamentan desde la directiva del colegio. «Es un problema que no podemos solucionar agravándolo. Yo no puedo poner una furgoneta delante de la entrada de un colegio, que además está al lado de un hospital y con la consecuencia que eso tiene. Además, en ningún momento se ha dirigido a nosotros para ver qué medidas adopta el colegio. Yo lo conocí ayer cuando fui a pedirle que sacara la furgoneta», sostuvo Trillo Pan.

«La intención es reunirnos los empresarios con el colegio y hacer un escrito conjunto a la concejalía y a la alcaldesa para que ponga policía y controlen el tráfico»

El director recuerda que han metido «la circulación dentro del colegio. Los padres entran por una puerta del colegio y salen por otra puerta. Hacen una circulación por toda la instalación y utilizan una amplia superficie. Hemos habilitado un aparcamiento para padres que tiene aproximadamente unas cien plazas. Pero siendo 1.600 alumnos, esas plazas no llegan para nada. Estamos viendo posibilidades de incentivar que las familias utilicen el servicio de transporte público colegial, pero tampoco podemos obligarlas a que no vengan en su transporte privado». Además, avanzó que ha quedado con el dueño del taller y «la intención es reunirnos los empresarios con el colegio y hacer un escrito conjunto a la concejalía y a la alcaldesa para que ponga policía y controlen el tráfico, como hacen en otros colegios».