Xabier Anduaga, tenor de ópera: «A Coruña me ha dado la oportunidad de interpretar un papel con el que soñaba»

Lucía Cancela A CORUÑA

A CORUÑA CIUDAD

EDUARDO PEREZ

Multipremiado a los 26, llega a la ciudad para actuar con «I puritani», el sábado en el Colón

29 ago 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El tenor de moda está en A Coruña. Xabier Anduaga (San Sebastian, 1995) da el pistoletazo de salida a la Programación Lírica de A Coruña, organizada por Amigos de la Ópera. Actuará en el teatro Colón el próximo sábado. El joven interpreta a Arturo Talbo, protagonista de I puritani, uno de los roles más exigentes en la literatura operística: «En A Coruña me siento como en casa, por el clima, y sobre todo por la gente, que me lo pone todo muy fácil», dice. Llega con ganas. Primero por la obra que interpreta, «un rol que impone por quienes lo han cantando antes», y segundo, por su compañera de escenario y su director. Son Jessica Prat, as del bel canto y protagonista femenina de la pieza que dirige Giacomo Sagripanti. «Tengo la suerte de que Jessica sea mi amiga», valora. Con ella se siente más confiado sobre la tarima. «En el escenario estamos bajo una presión gigante, y poder tener una mirada conocida que me diga ‘tranquilo' es un lujo».

El tenor viene de ganar el International Opera Award y el Premio Opera 21 al Mejor Cantante Joven. Vamos, el Óscar y el Goya de la lírica. Y, a pesar de los reconocimientos, él se siente «igual o más normal que el año pasado», cuando lo manifestaba en una entrevista a este periódico. Su receta de éxito para seguir con los pies en el suelo es volver una temporada a su hogar, en San Sebastián, «y pasar un rato con mis amigos». Precisamente, es allí donde recargó las pilas para venir a A Coruña. «He tenido tiempo para estudiar de forma más pausada y para estar con los míos», comenta.

A la pregunta de si el 2021 ha sido su año, el tenor precisa: «Ha sido un buen año para los que llevo de carrera». Con cautela. Porque para él es una «gran responsabilidad» que le hace tener más trabajo. «Me exige un nivel y, a partir de ahí, es cuestión de mejorar cada día».