«Da gusto ver esto lleno de gente»

Laura Casal Fernández / A.A A CORUÑA

A CORUÑA CIUDAD

La Feria del Libro, la de Artesanía, con el vidrio como reclamo, y el Summer Coruña de O Parrote devuelven el ambiente festivo a la ciudad

03 ago 2021 . Actualizado a las 10:00 h.

Las calles del centro de A Coruña vuelven a llenarse de vida. Un año más, en el mismo entorno. Desde los Jardines de Méndez Núñez hasta O Parrote se puede disfrutar de las diferentes iniciativas culturales que ya son una tradición para la ciudad. Feria del Libro, Mostrart y Summer Coruña han tenido una gran comienzo, con mucha gente que reclamaba algo de ambiente festivo después de muchos meses de restricciones. Numerosos emprendedores acudieron al encuentro y pusieron allí sus casetas, reiterando mediante carteles a todo el que se acerca las indicaciones sanitarias, y recordando que «si se siguen las normas las ferias son seguras».

El paseo de las letras cumple 50 años y recupera tras la crisis del covid los coloquios, firmas de libros y otras actividades. Esta cita coge fuerza y viene cargada de propuestas de ocio para los ciudadanos, con más de 100 actividades todos los días. Desembarcan en los Cantones 18 librerías y 8 editoriales, que reviven el espíritu de los coruñeses, «da gusto ver esto lleno de gente», afirmaba Claudia, que nunca se pierde la feria. Se podrá caminar por allí hasta el 10 de agosto, entre literatura contemporánea, reliquias y ventanas al pasado. Entre todos los puestos hay opciones para todo el mundo, «yo soy un loco de los cómics, me los llevaría todos», confiesa Manuel, delante de Komic Librería. La feria llega de un largo recorrido por Galicia recordándonos a todos cuánto nos aporta la cultura, y seguirá su gira durante el resto de agosto por Viveiro, Foz y Monforte.

También se hace hueco la gran feria Mostrart, que convierte la ciudad en el centro de la artesanía gallega desde hace 37 años. Este sector está retomando ahora su actividad tras una época difícil y tiene mucha presencia en el panorama gallego. Podremos encontrar 73 puestos diferentes pero cada uno con piezas únicas, como las hechas a mano por Cabuxa, productos hechos de cuero madera o cerámica. Uno de los nuevos protagonistas es el vidrio, con iniciativas que utilizan materiales reciclados y reducen las emisiones de CO2. Hay quien apuesta por la sostenibilidad, como los clientes de este puesto que aseguran que «así ayudan, aunque sea un poco». Toda esta celebración constituye un homenaje a la forma tradicional de creación que se sigue valorando y que no está reñida con los diseños más actuales. Por eso Mercedes acude decidida a comprar espejos, lámparas y cuadros, y cuenta: «Decoro mi casa de una manera más especial».