Miguel Ríos: «Tengo pelo, no he engordado, conservo la voz y aquí estoy»

A CORUÑA CIUDAD

JAVIER SALAS

A sus 77 años, un gran disco como «Un largo tiempo» lo ha subido de nuevo a los escenarios. El 2 de agosto actúa en las fiestas de A Coruña

02 ago 2021 . Actualizado a las 18:00 h.

Dice con humor Miguel Ríos (Granada, 1944) que parece que es «un embustero compulsivo» por estar de nuevo sobre los escenarios. En el año 2009 anunció su retirada con una gira de despedida. Su intención entonces era dejar su carrera ahí. Sin embargo, empezaron a sucederse llamadas para colaboraciones y participaciones en eventos benéficos. Y en el 2016 lo retaron a reeditar la gira El Gusto es Nuestro. «Hasta ahí iba engañando la adicción con pequeñas dosis, pero eso ya fue una cosa seria», se ríe. Todo se encaminaba a un nuevo trabajo. Y ha llegado de manera notable con Un largo tiempo, una inspirada colección de canciones que nada tiene que ver con los ejercicios de nostalgia o revisionistas que se podían esperar. El de Granada está ahí, con mucho que decir. El 2 de agosto actuará con The Black Betty Trio en las fiestas de A Coruña.

­-Tiene 77 años y su disco certifica que está en racha. ¿También en el escenario?

-Tengo una sombra alargada, la verdad, y me encuentro bien. Aún tengo pelo, no he engordado, todavía conservo la voz y aquí estoy. ¿Por qué no seguir?

­-Oyendo su trabajo resulta inevitable pensar en los álbumes que hizo Johnny Cash con Rick Rubin. ¿Hay conexión?

-Es una referencia que todo el mundo me menciona. Pero Johnny Cash ahí hacía casi todas versiones y lo mío es material propio. Esa colección de discos de Cash me la regaló Quique González hace muchísimo tiempo y me pareció algo estupendo. Pero la verdad es que aquí la referencia es más lo que fue surgiendo: crear un espacio para la voz y, por supuesto, tener canciones. Trabajas, te llegan y, de pronto, te salen buenas sin que sepas por qué. De hecho, cuando quería dejarlo, era porque no me salían. Estaba estirando el chicle y perdía sabor.