El acuerdo sobre la fachada marítima de A Coruña queda a expensas de un pacto político

David García A CORUÑA

A CORUÑA CIUDAD

EDUARDO PEREZ

María Pita quiere una cumbre entre Núñez Feijoo e Inés Rey para cerrar las cifras

29 jul 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El palacio de María Pita acogió ayer la segunda reunión interadministrativa de carácter técnico para definir el futuro de la fachada marítima, en concreto de los muelles de Batería y Calvo Sotelo. El encuentro no tuvo una trascendencia destacada, ya que la concordancia entre el Ayuntamiento, la Xunta, Puertos del Estado, el ADIF y la Autoridad Portuaria acerca del fondo de la cuestión obliga a que la cuestión se traslade a la esfera política para sellar el acuerdo y las cantidades de cada parte.

La Xunta llevó a este encuentro su postura de que su participación sea en la misma proporción tanto para la adquisición de suelo como para los fondos que se destinarán posteriormente a los trabajos de urbanización de los muelles.

Una contrapropuesta al plan municipal, que planteaba que el Ayuntamiento comprase el 75 % de los terrenos mientras que el Gobierno gallego asumiría la mayor parte de la obras. Dos posturas diferentes, pero no insalvables.