Menéndez Pidal, el coruñés que dejará de nombrar un Premio Nacional de Investigación

Mila Méndez Otero
Mila Méndez A CORUÑA

A CORUÑA CIUDAD

Menéndez Pidal consultando un fichero en su estudio-biblioteca madrileño
Menéndez Pidal consultando un fichero en su estudio-biblioteca madrileño Museu del Pueblu d'AsturiesArchivo La Voz de Asturias

El lingüista e historiador nacido en A Coruña bautizaba hasta este año el galardón de Humanidades, dotado con 30.000 euros

19 jul 2021 . Actualizado a las 09:36 h.

Los Premios Nacionales de Investigación dejan de llamarse Ramón y Cajal, Menéndez Pidal o Gregorio Marañón. Es decir, ya no irán acompañados de los nombres de científicos y humanistas ilustres como los citados. Al menos, en la convocatoria del 2021. Así consta en una orden del Ministerio de Ciencia publicada el pasado 29 de marzo en la que se realiza una reestructuración de los galardones. Un cambio que ya se ha encontrado con las primeras críticas de quienes no entienden dicha decisión y para el que el departamento estatal ha esgrimido un motivo.

El certamen que cada año, y desde 1982, recompensa a investigadores «que estén realizando una labor destacada en campos científicos de relevancia internacional, que contribuyan excepcionalmente al avance de la ciencia, al mejor conocimiento del hombre y su convivencia y a la transferencia de tecnología y al progreso de la Humanidad», inicia una nueva etapa.

En ella, ya no figurará como padrino en su nomenclatura un coruñés, Ramón Menéndez Pidal (A Coruña, 1869-Madrid, 1968). El lingüista, crítico literario, folklorista e historiador que fue durante dos etapas, de 1925 a 1939 y de 1947 a 1968, presidente de la Real Academia Española de la Lengua (RAE) deja huérfana en su nominación al que en esta edición —la del 2021 y que se entregará en el 2022— se llama Premio Nacional de Investigación en el área de las Humanidades y de las Ciencias Sociales.