Aumentan las agresiones hacia personas LGTBI en A Coruña

Melissa Orozco Duque / C.A A CORUÑA/ LA VOZ

A CORUÑA CIUDAD

Marcos Fernández y Alexander Docherty en la marcha
Marcos Fernández y Alexander Docherty en la marcha melissa orozco

El último incidente de odio fue contra una pareja gay

07 jul 2021 . Actualizado a las 20:09 h.

El ataque de un hombre con una porra extensible hacia el matrimonio gay del inglés Alexander Docherty y el español Marcos Fernández en A Coruña y su participación en la marcha del Orgullo vuelven a abrir la conversación en torno a los incidentes de odio contra la población LGBTI de la ciudad. Según el último informe del Observatorio Coruñés contra la LGTBIfobia de la Asociación pola Liberdade Afectiva e Sexual (Alas), tan solo en el 2020, registraron casi medio centenar de agresiones hacia personas pertenecientes al colectivo, 48 en total, 8 más que en el 2019.

De las agresiones, el 47,9 % lo componen incidentes de acoso. Alas destaca que en esta tipología hay un elevado número de casos que tuvieron lugar de forma online, lo que dificulta el seguimiento de los agresores al tener la posibilidad de esconderse tras un perfil falso. Después de los incidentes de acoso, están los de carácter verbal como insultos, con un 20,8 %, seguidos de los casos de violencia física y verbal con un 16,7 %.

El 6,3 % hacen referencia a la denegación de servicios por parte de la administración pública, y otro 6,3 % a incidentes en contra del patrimonio como adhesivos con mensajes de odio. Llama la atención la prevalencia de las pseudoterapias de reconversión promocionadas en internet, estas representan el 2,1 % de las agresiones. La mayoría de incidentes de discriminación ocurrieron en la vía pública.

«No podemos decir que este tipo de episodios sean habituales en nuestra ciudad ni en la comunidad pero sí podemos decir que los datos del informe hablan por sí solos y siguen ocurriendo casos de discriminación. Desde el observatorio rechazamos cualquier tipo de violencia hacia personas LGTBI» señaló Pablo Zas, técnico del observatorio.

Cada año Alas realiza un informe sobre las atenciones que proporcionan hacia la población LGBTI en la ciudad de A Coruña y los concellos de Abegondo, Arteixo, Bergondo, Cambre, Carral, Culleredo, Oleiros y Sada. Sin embargo, también  han recibido solicitudes de atenciones en el resto de Galicia, España y países como Arabia Saudí, Reino Unido y Suiza.

La presidenta de Alas, Ana García Fernández, piensa que a pesar de que siguen ocurriendo incidentes de odio en la ciudad y sus municipios aledaños, «A Coruña no es una ciudad insegura en absoluto, es muy abierta. Tiene una sociedad muy respetuosa y eso se traduce en la diversidad que vemos en las calles. Siempre será necesario trabajar por la inclusión del colectivo LGTBI y realizar labores de educación para evitar más incidentes de discriminación».

Ante el ataque que sufrieron Marcos y Alexander recuerdan que es muy importante denunciar los casos de odio ante las autoridades y asociaciones que protegen los derechos de la población LGTBI como Alas. «Casi toda la sociedad es abierta con nosotros. Las personas ya no toleran este tipo de actos de discriminación ni con la población LGBTI, mujeres o migrantes. Ni un paso atrás frente a personas que no tienen ninguna razón de ser más que el odio gratuito», dijo Marcos Fernández.

El Observatorio Coruñés contra la LGTBIfobia de Alas señaló que es importante llevar a cabo distintas medidas para que no sucedan más casos de discriminación en la ciudad. La entidad recomienda que las administraciones públicas realicen investigaciones sobre los problemas y las necesidades del colectivo en A Coruña. También hacen hincapié en la aplicación de la ley trans, al respecto Ana García considera que «los discursos de odio que han surgido a raíz de la ley han sido muy duros y esto lo que nos quiere decir es que hay que seguir trabajando para dar a conocer la realidad de las personas trans y no binarias».