Primer bocata de calamares para la alcaldesa de A Coruña

Pablo Portabales
pablo portabales A CORUÑA

A CORUÑA CIUDAD

El lunes abre al público el Quiosco Down Experience de la plaza de Ourense, en el que trabajarán 12 personas con discapacidad, y que este viernes fue inaugurado por Inés Rey, que probó el bocadillo 2.0 que emula al que servían antaño en el local

19 jun 2021 . Actualizado a las 13:01 h.

«Está buenísimo. Espectacular, calentito, con el pan crujiente y el calamar en su punto», comentó Inés Rey tras darle un bocado al primer bocadillo de calamares 2.0 de la plaza de Ourense. Hace semanas contábamos que el Ayuntamiento, en colaboración con Down Coruña, había decidido devolver el perfil hostelero al histórico quiosco de la plaza de Ourense. Muchos coruñeses recuerdan aquellos bocatas que resucitaban a cualquier noctámbulo. Tras la presentación de ayer, habrá que esperar al lunes para que el negocio empiece a recibir a los primeros clientes. «Abrimos las puertas no solo de un local, abrimos las puertas de un futuro laboral de 12 personas de la asociación que van a trabajar aquí. El objetivo de esta iniciativa es demostrar la viabilidad empresarial de proyectos de emprendimiento integrados por personas con y sin discapacidad. Así, en esta cafetería trabajarán 16 personas, de las cuales 12 son personas con discapacidad intelectual, demostrando que la inclusión en el trabajo es una opción viable en términos empresariales y que no solo suma como responsabilidad social corporativa», destaca Ricardo Santos, presidente del colectivo. Antes de comerse el primer bocata, Inés Rey comentó en Radio Voz que el Quiosco de Down Experience es algo que le hace especial ilusión. «Fui a su sede durante la campaña electoral y recuerdo que me tomé uno de los cafés más ricos que tomé en mi vida. Me contaron los cursos de baristas que estaban haciendo y les dije que, si llegaba a la alcaldía, me comprometía a trabajar para recuperar este espacio, que hasta hemos pintado con el color original. Recuperamos un sitio emblemático y un bocata de calamares», apunta. Además de comprar entradas, esperar un bus o coger un taxi, habrá que acostumbrarse a tomar algo en la plaza de Ourense. Firmas como A Casa Vella, Abanca, Aceites Abril, Bico de Xeado, Congalsa o Vegalsa Eroski colaboran con este proyecto.

 

EDUARDO PEREZ