Un día eres joven...

Antía Díaz Leal
Antía Díaz Leal CRÓNICAS CORUÑESAS

A CORUÑA CIUDAD

XOAN A. SOLER

Y al siguiente consultas en un blog las mejores áreas recreativas de la comarca para ir con niños

09 jun 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Y al siguiente consultas en un blog las mejores áreas recreativas de la comarca para ir con niños.

Un día eres joven, y al siguiente las cañas de los jueves por la tarde se convierten en los columpios del Paseo de los Puentes a la salida del colegio. Dice Jorge Drexler que todo tiempo pasado es peor, y tal vez solo sea distinto. Cuando un lunes por la tarde acabas en el parque de Bens por razones puramente infantiles, es imposible no preguntarse qué has hecho en esta década en la ciudad. Cómo es posible que en todo este tiempo no hubiera pisado este parque ni se me hubiera ocurrido. Cómo es que no conocía la zona de Oza, más que la casa donde creció mi abuela, por qué nunca se me había pasado por la cabeza que un caminito que bordea el río Mendo es una buena idea. De repente, pasamos de pensar en montar una guía del ocio coruñesa al máster en pinares con columpios del que pueden presumir algunas amigas.

En realidad, es más que eso. Porque un día eres joven y al siguiente aprendes a mirar la ciudad a solo 105 centímetros del suelo. Y cada edificio mil veces visto se convierte en otra cosa. Aprendes el nombre de los árboles de Méndez Núñez. Descubres que la torre de Hércules es una fiesta cada vez que aparece. Que nunca se ve demasiadas veces la estatua de Ney. Que San Andrés es la calle sin coches, así en general. Que tienes que aprender los nombres de todos los grandes hombres (quitando a doña Emilia, hay pocas grandes mujeres) subidos en pedestales. Que las plazas se llaman como los niños que han jugado en ella. Que las escaleras del Palacio de Justicia son un parque de atracciones. Que hay una Coruña pequeñita, distinta, más verde, y que hay que agacharse para verla.