Concello, Xunta y Gobierno firman el pacto para construir la estación intermodal de A Coruña tras cinco años de retrasos

Xosé Vázquez Gago
Xosé Gago A CORUÑA

A CORUÑA CIUDAD

Las tres Administraciones se comprometen a construir la nueva terminal mediante un documento que estaba pendiente desde el 2016, cuando el anterior gobierno local lo rechazó

26 may 2021 . Actualizado a las 21:00 h.

Cinco años después que Vigo, Santiago y Ourense firmasen los respectivos convenios que han permitido la construcción de sus estaciones intermodales, A Coruña ha suscrito el acuerdo para hacer la suya. Lo rubricaron ayer en Madrid la alcaldesa, Inés Rey; la conselleira de Infraestruturas, Ethel Vázquez; el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, y la presidenta del ADIF, Isabel Pardo de Vera. Les acompañaron el delegado territorial de la Xunta en A Coruña, Gonzalo Trenor, y el secretario general de Infraestructuras, Sergio Vázquez.

Las estaciones intermodales agrupan en una sola construcción diferentes modos de transporte. La de A Coruña se levantará aprovechando las actuales instalaciones de San Cristóbal.

El ADIF adaptará la actual infraestructura ferroviaria a la llegada del AVE, mejorará la accesibilidad peatonal al complejo, y redactará el proyecto para hacer la pasarela entre las avenidas de A Sardiñeira y el Ferrocarril.

La Xunta construirá la nueva terminal de autobuses, que estará situada entre las actuales vías del tren y la avenida de A Sardiñeira.

El Gobierno gallego también se encargará de la construcción del nuevo aparcamiento, que estará dotado con 325 plazas. Su financiación correrá a cargo del Gobierno central y del Ayuntamiento, que a cambio podrá explotarlo durante un período de 20 años. Luego será transferido al ADIF.

El Ayuntamiento remodelará las avenidas de A Sardiñeira y el Ferrocarril, desde las que se accederá al complejo y al párking. También reformará la plaza situada delante de San Cristóbal. Las obras servirán así para humanizar el entorno de la estación.

En total, los trabajos tendrán un coste de 80 millones de euros. El Gobierno central considera que la infraestructura cumple con varios de los criterios que requieren las nuevas convocatorias de fondos europeos, por lo que el proyecto optará a esas ayudas.

De los citados 80 millones, 17,5 corresponden a la terminal de autobuses y 10 millones al párking. El resto de los fondos servirá para adaptar la infraestructura ferroviaria, construir los accesos, mejorar el entorno y levantar la citada pasarela, entre otras obras.