Juan Díaz Villoslada: «Calles más atractivas favorecerán a comercio, hostelería y residentes»

Xosé Vázquez Gago
Xosé Gago A CORUÑA / LA VOZ

A CORUÑA CIUDAD

CESAR QUIAN

El concejal de Urbanismo de A Coruña da prioridad a la reforma de las calles Compostela, Alcalde Marchesi y San Andrés

09 may 2021 . Actualizado a las 10:36 h.

Juan Díaz Villoslada (Ourense, 1965) es concejal de Urbanismo, Infraestructuras, Mobilidade e Vivenda. Los trabajos para la reforma del Cantón, que prefigura la futura transformación de uno de los espacios más emblemáticos de la ciudad, comenzó esta semana. En contra del criterio marcado inicialmente por Patrimonio, Villoslada insiste en que son trabajos de mantenimiento que no requieren autorización.

-¿Cree que los ciudadanos entenderán la reforma?

-No tengo la percepción de que haya mucha gente en contra, y quienes lo están es por incertidumbre o por escepticismo ante los cambios. Creo que en general la gente es más consciente de la necesidad de tener más y mejor espacio público. Hemos medido el tráfico con aforadores y el impacto es mínimo. Peatonalizar en esta fase Rúa Nueva es importante para que la conexión entre el Obelisco, que ganará centralidad, y San Andrés se convierta en un punto más vivo y en el que haremos mejoras.

-Dados los plazos, ¿vale la pena hacer una obra provisional?

-Sí. El año pasado tomamos medidas urgentes por el covid, porque la gente necesitaba salir a pasear. La solución de los bancos de piedra fue coyuntural y no se puede mantener. Teníamos claro que solo debían estar unos meses. Pero el proyecto definitivo del Cantón está en redacción, y después faltan informes y presupuesto. Aunque la primera parte del plan, la reforma de la calle Compostela, empezará pronto, el proyecto del Cantón irá más tarde, y no podemos esperar con la imagen actual de ese espacio.

-Rúa Nueva peatonal, ¿y la Alta?

-Estamos acabando el proyecto de San Andrés, en el que van los entronques con las perpendiculares. Rúa Alta quizá no se peatonalice, pero habrá mejoras y mejor conexión ciclista de los jardines y los Cantones por Rúa Nueva y Alta hasta el paseo.

-¿Habrá plataforma única?

-Es posible. En San Andrés habrá plataforma única, pero estarán bien marcadas las zonas de paseo y de circulación. Queremos que se garantice de forma clara esa separación, que la calle luzca con el arbolado de moreras y buen mobiliario urbano.

-¿Cuándo lo veremos?

-Tenemos para licitar ya las calles Compostela y Alcalde Marchesi. Solo están a la espera de presupuesto. La tercera prioritaria sería San Andrés. El proyecto estará antes del verano y la obra irá antes que los Cantones. También iría antes el paseo, del dique al remate de San Amaro. El proyecto está muy avanzado. La obra lleva fondos europeos, que acaban en verano del 2023, así que hay que licitarla rápido para ejecutarla durante el año que viene. También vamos a mejorar los exteriores de San Agustín y el plan Rexurbe está avanzando.

-¿Y la obra de Juan Flórez?

-Estamos redactando el proyecto de la plataforma reservada para transporte público. Estará listo antes del verano. Tenemos que ver el documento, y qué importe tiene, porque todo a la vez no puede ir, y valoraremos cuándo lo implantamos. Lo presentaremos a los fondos de reconstrucción, como otros proyectos que van en la senda que ha marcado la UE de reducir emisiones.

-Si esas obras coinciden en la segunda mitad del mandato ¿no teme problemas de tráfico?

-La reforma definitiva de los Cantones requiere una tramitación larga. Irá en tres fases. La primera, Compostela, con Alcalde Marchesi y San Andrés. Es mucha reforma, pero no tiene una implicación al tráfico muy alta. San Andrés va a seguir abierto, como los Cantones. No debería haber tanta preocupación.

-Hay más rechazo vecinal en Juan Flórez que en otras calles.

-Puede haber más en Juan Flórez por ser una plataforma en sentido entrada y que preocupe el estacionamiento. Pero es una actuación importante para el transporte público, y en Juan Flórez apenas hay rotación en el aparcamiento. Vamos a compensar las plazas para residentes. Si mejora el transporte público puede haber una reducción de aparcamiento, pero vamos a priorizar al residente. O avanzamos hacia un modelo de ciudad con mejor espacio público o no. Los fondos de la UE van en esa línea. Creo que es un proceso sano en el que debemos avanzar despacio pero sin pararnos.

-¿Hacia dónde va el proceso?

-Las mejoras de los espacios públicos, unas calles más atractivas, favorecerán al comercio y la hostelería. También a los residentes, que verán cómo se revalorizan los lugares en los que viven. Es un proceso hacia una ciudad más sana, saludable y amable.

«No se puede demonizar la necesidad de vivienda»

Díaz Villoslada destaca el «hito» del compromiso del Gobierno con el ferrocarril a Langosteira.

-La Xunta les acusa de rechazar su plan para el puerto y su aportación de más de 20 millones.

-No rechazamos 20 millones, si la Xunta quiere invertir puede hacerlo. Pero no creo que la apertura del Puerto sea para que otra Administración se haga con el corazón de la ciudad sin saber antes qué plan quiere desarrollar la ciudad. Es precipitado, y hay otros pasos. Hay que tener claro, con un plan director, qué queremos hacer en la zona 1 (Batería y Calvo Sotelo) y hay que programar San Diego a largo plazo.

-¿Y la integración de los muelles que van a abrir en este año?

-Lo podemos gestionar entre nosotros y la Autoridad Portuaria en las comisiones de trabajo que ya tenemos sobre el borde portuario, porque el Parrote o la Avenida do Porto son terreno portuario. Siempre hemos defendido que las primeras aperturas se pueden hacer con mínima intervención, porque tampoco hay recursos económicos para todo.

-¿Entiende el no a hacer viviendas en Percebeiras o San Diego?

-Las personas necesitan vivienda y servicios públicos. Con los datos que tenemos, manejamos una necesidad de aquí a diez años de 10.000 viviendas nuevas o rehabilitadas. Las queremos desarrollar en bolsas de suelo que colmatan la ciudad, como San Pedro, Labañou, Someso y el Ofimático, sin tocar zonas vírgenes. No se puede demonizar la necesidad de vivienda. En San Diego podemos entender que haya desarrollos residenciales de vivienda pública. Con mucha menos intensidad que la prevista en el 2004. Se puede hacer con un modelo urbano bien dimensionado, público, destinado al alquiler a gente joven que se quiere emancipar. Además, ningún planificador urbano defendería que en un espacio tan grande como San Diego solo hubiese usos productivos, sin ninguna vida de ciudad.

-¿Habrá consorcio de transporte metropolitano?

-La Xunta no ha movido ficha y ha tramitado nuevas líneas a diez años. Pero para el 2024 hay que licitar el transporte urbano y deberíamos de estar pensando en una gestión unificada, con buses rojos que cubriesen hasta la continuidad urbana de Arteixo, Culleredo, Cambre y Oleiros, como en cualquier gran zona urbana y metropolitana.