Un coruñés se suma a las acusaciones por abusos sexuales contra un sacerdote gallego que ejercía en Ibiza

Alberto Mahía A CORUÑA

A CORUÑA CIUDAD

Imagen del interior de los juzgados de A Coruña
Imagen del interior de los juzgados de A Coruña CESAR QUIAN

El religioso, de 71 años y natural de A Coruña, vive ahora en esta ciudad tras ser apartado por la Iglesia y ser acusado por cuatro personas a las que supuestamente agredió sexualmente cuando eran menores

25 abr 2021 . Actualizado a las 20:15 h.

La denuncia de un hombre en Ibiza contra un sacerdote por un presunto delito de abusos sexuales cuando aquel era menor de edad y monaguillo animó a otras cinco personas a acudir a los tribunales para contar que a ellos les hizo lo mismo. Uno de ellos reside en A Coruña y hace unos días acudió al juzgado de instrucción número 1 para relatar su experiencia. La jueza se inhibió en favor de la sala balear que investiga al sacerdote y que es la que instruye el caso.

El investigado es un sacerdote coruñés de 71 años que desempeñó sus tareas religiosas en Ibiza desde 1981, cuando fue ordenado. El Obispado de Ibiza y Formentera ya lo ha apartado y el cura se desplazó a A Coruña, su ciudad natal, donde ahora reside a la espera de que la instructora lo llame de nuevo a declarar una vez tenga sobre su mesa los atestados policiales.

Mientras que cuatro de los denunciantes relatan hechos sucedidos hace más de 25 años, cuando eran menores de edad, este vecino de A Coruña habló de un suceso que presuntamente sucedió en el 2006, cuando ya era adulto. Ante la jueza de Instrucción número 1 declaró que en aquellas fechas vivía en Ibiza junto a su novia, que entonces se encontraba embarazada. Atravesaban una mala situación económica y pidieron ayuda en la parroquia en la que prestaba sus servicios el sacerdote. Este les ofreció alojamiento en la casa parroquial del Rosario, donde también residía el ahora investigado.