Como esperando abril

Esperábamos abril como cada año, o con más ganas, porque el de 2020 no fue abril ni fue nada, no había flor ni luz que apartase las nubes


Mucho más allá de mi ventana, decía Silvio Rodríguez, las nubes de la mañana son una flor. Esperábamos abril como cada año, o con más ganas porque el de 2020 no fue abril ni fue nada, no había flor ni luz que apartase las nubes. Abril es el mes de los primeros cafés solos con hielo, esos que se disfrutan en la sola compañía de un buen libro en una terraza. O lo era, porque la lista de espera para conseguir una mesa convierte esa pequeña rutina en una hazaña. Y porque en estos tiempos de aislamiento forzoso, parece un delito querer pasar un tiempo a solas. Solo el café, solo un libro, solo yo. De un abril a otro nos han ido racaneando los contactos hasta la mínima expresión. Aprendimos a distinguir contactos directos, convivientes, burbujas, unidades ampliadas. Y algunos nos olvidamos de que la primavera llegaba con un libro en una mano y un vaso frío en la otra, en una plaza a la sombra de un árbol recién florecido, o en un banco del paseo bajo este sol tímido que en Riazor calienta lo justo. El lunes, junto a la coraza del Orzán un chico leía un libro de poemas. Los niños gritaban intentando subir a la base de las banderas, en la duna algunos osados tomaban el sol en bañador. Tan raros y tan normales al mismo tiempo, pensé, esos minutos arañados a la agenda y seguramente a una compañía añorada durante meses.

Son días extraños. Kathryn Bigelow, que es una señora muy lista (además de la única mujer que ha ganado un Óscar a la mejor dirección), ya lo sabía cuando convirtió a Ralph Fiennes en un adicto a los recuerdos virtuales. Quién me diera un Lenny Nero que llamase a mi puerta con un cargamento ilegal de realidades pasadas hechas de abriles, de libros, cafés despreocupados y sol.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Como esperando abril