Suscríbete 1 año y te regalamos 140 días gratis
Quiero la oferta

La prioridad de las agendas urbanas

luciano alfaya AL DÍA

A CORUÑA CIUDAD

05 abr 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

La incertidumbre era ya una constante en nuestra sociedad antes de la pandemia del covid-19. Se nos suponía preparados para los tiempos líquidos, tal y como indicaba Zytmunt Bauman. Pero lo cierto es que este último año nos ha arrastrado hacia una sociedad más entristecida y más temerosa del imprevisible futuro, mientras las administraciones, en mayor o menor medida, tratan de adoptar medidas paliativas.

 En paralelo, empieza a hacerse visible un triple escenario, en el que, por un lado, hay un discurso de esperanza en torno a los fondos europeos, por otro, un indisimulado temor al colapso económico de la administración y, por último, un incremento de la desigualdad que polariza, todavía más, a la sociedad.

Los fondos europeos Next Generation, a medida que se conocen más datos, parecen tener el riesgo de centrarse solo en grandes empresas o inversiones.