¿El mejor plan? Coruñesear

A CORUÑA CIUDAD

No creo que haya muchas ciudades que tengan un verbo propio como la nuestra. Un verbo con el que sus habitantes pongan en valor una actividad que mezcla la curiosidad y el entretenimiento

01 abr 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

No creo que haya muchas ciudades que tengan un verbo propio como la nuestra: Coruñesear. Un verbo con el que sus habitantes pongan en valor una actividad que mezcla la curiosidad y el entretenimiento con la sorpresa de perderse por sus calles. Coruñesear no aparece en el diccionario de la RAE, pero nosotros sabemos perfectamente cuál es su significado: «Dícese de la acción de abandonarse y callejear por A Coruña con el mero propósito de disfrutarla, bien sea para descubrir sus encantos o bien para contemplarla desde cualquier mirador o terraza tomando algo. Puede combinarse con el ajetreo de las compras». Con esa connotación positiva que siempre nos sale de dentro, los coruñeses coruñeseamos como la mejor opción cuando hay por delante un tiempo de ocio al que dedicarse.

Por eso mismo, cuando pensaba en esta realidad perimetrada y en estas vacaciones festivas, me acordé de que para nosotros coruñesear es siempre un plan. Pueden coruñesear yendo a la torre de Hércules, esa subida obligada que muchos retrasan, pero también paseando por los parques de Bens o Vioño, si el tiempo acompaña. Pueden recorrer los jardines de Méndez Núñez entre tejos, acebos y el ombú, o ir en busca del metrosidero que bien merece una visita. Pueden ir hasta el monte de San Pedro, al castillo de San Antón o a San Carlos y descubrir los recunchos que aún no conocen de la Ciudad Vieja o repasar los edificios de la plaza de Lugo como la mejor postal. Pero ahora, como novedad, la app A Coruña en Feminino, les permite coruñesear con unas guías de excepción. Concepción Arenal, María Barbeito, Fanny Garrido, Sofía Casanova, Rosalía de Castro y Elvira Bao los cogerán de la mano para contarles la historia de esta ciudad. Apúntense a su visita. En su descarga está saber disfrutar.