Adiós al ladrillo: el tabique coruñés de hormigón ligero que lo contiene todo

montse carneiro A CORUÑA / LA VOZ

A CORUÑA CIUDAD

Trabajadores de López Cao levantan un prototipo de vivienda con tabiques prefabricados de hormigón ligero desarrollados en una investigación alentada por la constructora con Naos Arquitectura y GalaiControl, en colaboración con el gCons de la escuela de Enxeñaría de Camiños de la UDC
Trabajadores de López Cao levantan un prototipo de vivienda con tabiques prefabricados de hormigón ligero desarrollados en una investigación alentada por la constructora con Naos Arquitectura y GalaiControl, en colaboración con el gCons de la escuela de Enxeñaría de Camiños de la UDC

Construcciones López Cao, Naos Arquitectura y GalaiControl presentan con la UDC una tabiquería prefabricada que contiene preinstalaciones y acorta los plazos de ejecución. El sistema ya ha saltado del laboratorio al edificio Nexus de Sabón

26 mar 2021 . Actualizado a las 12:17 h.

«¿Cómo es posible que construir un rascacielos en Dubai o en cualquier otro lugar lleve entre 24 y 36 meses y aquí tardemos el mismo tiempo en hacer un edificio de viviendas?», inquirió este martes Francisco Saavedra, director técnico de Construcciones López Cao, en la presentación en el campus coruñés de Elviña de un proyecto de investigación que viene a trazar la hoja de ruta para zanjar la cuestión. «¿Cómo es posible que puedas viajar en un coche lloviendo a cántaros y sin que entre agua y que sin embargo entre agua en un edificio?», preguntó Santiago González, arquitecto fundador del estudio Naos y socio de López Cao y de la firma GalaiControl en esta iniciativa bautizada Prét-a-Bico por el profesor de la escuela de Enxeñaría de Camiños de la UDC Fernando Martínez Abella.

La respuesta tiene que ver con la industrialización de los procesos de edificación, incipiente aún en España y culminada en A Coruña en un caso de excepcional relevancia por la rapidez con que saltó del laboratorio de hormigón a una obra real, la del edificio Nexus que López Cao construye en una parcela del polígono de Sabón. «Un contrato de varios millones de euros», subrayó el director técnico, que no fraguaría sin la investigación impulsada en el 2018 por la constructora y sus socios para dar un vuelco al sector. 

Oficios en extinción

La albañilería es un oficio en extinción. «No hay relevo generacional», no se encuentran profesionales para levantar tabiques con garantías, advierte Francisco Saavedra. La alternativa se aplicó en la fachada del Nexus arteixán: tabiques prefabricados de hormigón aligerado con porex reciclado. Adiós al ladrillo. Donde tradicionalmente se levantaba una pared, a continuación se rompía para meter los cables eléctricos, las tuberías, la calefacción y demás conducciones, y por último se volvía a cerrar para pintar, ahora se coloca un tabique ligero de hormigón que ya trae en su interior las preinstalaciones que el arquitecto ha detallado en el proyecto y que servirá de base a todos los profesionales que intervienen en el proceso a través del modelo informático de edificación BIM, obligatorio en países como Reino Unido o Alemania, y aquí de momento solo en licitación de obra pública.