Vecinos de Vioño, en A Coruña, piden a la Fiscalía que pare la subasta de «sus» pisos

Mila Méndez Otero
mila méndez A CORUÑA / LA VOZ

A CORUÑA CIUDAD

vecinos
Marcos Míguez

Eran los dueños de los solares permutados a una promotora en proceso concursal

18 mar 2021 . Actualizado a las 21:07 h.

Hace no tanto que los terrenos de lo que hoy es el parque de Vioño (A Coruña), circundado por altos edificios, los ocupaban casitas con sus respectivas parcelas. Fue en el año 2000 cuando Vicente se despidió de su vivienda unifamiliar. El acuerdo al que llegó con el constructor, asegura, fue que a cambio de su casa de tres alturas le correspondía un piso en el inmueble que iba a levantar en su lugar. A Loli, Chelo y Carmen, hermanas, su madre les dejó una herencia parecida. La progenitora entregó dos casas y cinco solares por tres pisos, uno para cada hija. Hoy el bloque está levantado, va a ser subastado y ninguno de ellos se llevará nada.

«Hemos sido víctimas de una estafa prolongada en el tiempo por parte de un constructor que actuó de mala fe, frente a la buena fe de nuestros padres, que no eran expertos en derecho, algunos apenas sabían leer. Confiaron en él y en el notario, que en ningún momento los avisó de lo que estaban firmando», expone Loli. En los brazos carga con los documentos de la permuta firmada en el 2000 con Inmobiliaria Residencial Parque Ronda SL, en quiebra desde hace una década.

En total, hay unas 20 familias afectadas en Vioño. Eran los dueños de las tierras donde la promotora levantó dos edificios de siete plantas cada uno antes de ir a concurso de acreedores en dos ocasiones, la primera, de forma voluntaria en el 2010, en pleno estallido de la burbuja del ladrillo. Uno de estos bloques está casi acabado. «Faltará en torno a un millón de euros para rematarlo», calculan los vecinos. Tiene pendiente la declaración de obra nueva y la división horizontal. «Tiene 38 viviendas, 36 eran para nosotros», cuenta Vicente. En el otro edificio se concentraban los pisos para la venta, pero este va mucho más atrasado. Es un esqueleto de hormigón no exento de problemas legales.