«Hay familias que ni pueden comprar botas de fútbol a sus hijos por el covid»

El Sporting Burgo relanza su campaña para donación de material deportivo


Culleredo

¿Es posible que un niño sano, deportista, entusiasta de la pelota no pueda jugar al fútbol por culpa del covid? «Pues sí, es posible. De hecho, hay muchas familias que no pueden comprar la equipación porque ambos padres están en paro o con ertes, que tuvieron que cerrar negocios y que ahora se encuentran en una situación económica complicada», explica Arturo Otero, presidente del club de fútbol Sporting Burgo. Y para que ningún niño se quede sin hacer deporte, la entidad ha hecho un llamamiento para que ciudadanos y empresas les donen material deportivo relacionado con el mundo del fútbol. «Todos los años realizamos una campaña en este sentido, pero en esta ocasión es más necesaria que nunca porque vemos casos de niños que no pueden comprarse las botas, ni los calcetines del equipamiento», explica Otero.

El presidente indica que el conjunto de un pantalón y medias nuevas cuesta 10 euros, mientras que la camiseta son 15 euros. «Pero muchas familias no pueden permitirse ese gasto, así que nosotros les donamos el material que necesitan y que tengamos en nuestro almacén». Explica que los niños crecen rápido y que hay prendas que quedan prácticamente nuevas. «¿Por qué no se van a poder aprovechar y reutilizar? Tenemos un almacén con ropa y botas para que ningún niño se vea apartado de los entrenamientos por no tener equipación. Así que entregamos lo que necesiten y, después, nos lo devuelven para que pueda ser reutilizado por otra persona», indica. Eso sí, los beneficiarios son los socios del club.

El presidente del Sporting Burgo explica que en la entidad entrenan más de 300 niños y que este año no habrá campeonatos o competiciones en ninguna categoría debido al covid-19. «Estamos con grupos burbuja, con todas las medidas de seguridad y, por suerte, hasta el momento no hemos tenido ningún contagio. Yo creo que los niños se adaptan mejor a las circunstancias, mientras que los padres, cuando les dices que no pueden entrar en las instalaciones, protestan más», dice el presidente con cierto humor. Lo que sí echan en falta los pequeños, según comenta, son las competiciones con otros equipos, «ver otras camisetas enfrente, aunque sea en un partido amistoso». Dice que, quizás, entre mayo y junio puedan empezar a realizar encuentros con otros clubes. «Pero todo dependerá de la situación sanitaria», recuerda.

«Aprovechamos todo»

Sobre la campaña de donación de material deportivo, Arturo Otero aclara que admiten todo tipo de prenda y complemento que esté en buen estado y limpio. «Aprovechamos todo, desde espinilleras, guantes de portero, calcetines, botas, pelotas... En los tiempos en los que vivimos no se pueden tirar las cosas nuevas a la basura, porque siempre hay alguien que les puede dar uso». Hace poco recibieron una donación de botas de fútbol nuevas por parte de la tienda Deportes Rayman, que tenían fuera de estocaje. «De vez en cuando también nos dan balones para los entrenamientos o para sortear entre los niños, por lo que tenemos muy buena relación con ellos», comenta. Pero esto no es suficiente ante la situación que se están encontrando, porque cada día hay dos o tres niños a los que entregan algún complemento por la falta de recursos económicos de su familia. Dice que en el almacén hay botas desde la talla 25 hasta la 45. «Está claro que las de los pequeños están en mejor estado, porque los mayores ya las destrozan y, por ello, hay que reponer más», indica.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

«Hay familias que ni pueden comprar botas de fútbol a sus hijos por el covid»