El Ayuntamiento de A Coruña permitirá a 39 penados realizar trabajos en beneficio de la comunidad

La Voz A CORUÑA

A CORUÑA CIUDAD

El acuerdo se ha llevado a cabo con el secretario general de Instituciones Penitenciarias del Ministerio del Interior, Ángel Luis Ortiz

18 mar 2021 . Actualizado a las 15:57 h.

La alcaldesa de A Coruña, Inés Rey, y el secretario general de Instituciones Penitenciarias del Ministerio del Interior, Ángel Luis Ortiz, han acordado este jueves que 39 penados puedan prestar trabajos en beneficio de la comunidad y cumplan condena mediante la realización de tareas de utilidad pública en la ciudad.

Fuentes del Ministerio del Interior y del Ayuntamiento señalan que estas plazas no estarán retribuidas, ni tendrán carácter productivo, ni producirán un impacto negativo en los puestos de trabajo ya existentes o de futuro. Así, los penados ocuparán cargos de auxiliares de estación, trabajadores de mantenimiento y personal de apoyo en las conserjerías de los mercados municipales y centros cívicos. Además, el convenio compromete al Consistorio a impartir los conocimientos necesarios para que el condenado desarrolle su actividad eficazmente y a facilitar el material necesario para realizar la tarea encomendada.

Por su parte, la Administración penitenciaria se encargará de la valoración del penado y, a través del Servicio de Gestión de Penas y Medidas Alternativas, a gestionar y hacer un seguimiento de la condena en colaboración con el gobierno local. Rey ha destacado que «unha medida deste alcance non podería levarse a cabo sen a cooperación estreita entre ambas as institucións e sen o rigor e seguimento que realiza Institucións Penitenciarias». Rey ha añadido que la idea es dar continuidad al programa en el futuro, ya que la inclusión se orienta a todas las facetas de la vida de la persona, desde el plano personal al social, pasando por el laboral. El secretario general de Instituciones Penitenciarias ha reconocido la implicación y colaboración del Ayuntamiento de A Coruña y ha animado al resto de administraciones autonómicas y locales a sumarse a cooperar en la reinserción de las personas condenadas a tareas de utilidad pública.