Nacidas en la Guerra Civil y vacunadas a la misma hora

Rosa y Emilia López Sotelo, que viven en la calle San Juan y la Franja, fueron citadas con cinco minutos de diferencia en el centro de salud de San José para recibir la primera dosis de la vacuna


Rosa nació en 1936. Tres años después, cuando la Guerra Civil de acababa, vino al mundo su hermana Emilia. Vaya momentos para nacer. A las 12.30 de la mañana del miércoles 24 de febrero Emilia recibió la primera dosis de la vacuna del coronavirus. Entró al ambulatorio de San José con su hermana, que tenía cita a las 12.35. Nacieron en la Guerra Civil y fueron vacunadas a la misma hora por eso de los apellidos, aunque en este caso Emilia primero por la letra del nombre. Una vive en la calle San Juan y la otra en la Franja. Ahí tienen a las hermanas López Sotelo minutos después del pinchazo. «Todo perfecto», dicen. Tienen 85 y 82 años, respectivamente. La mayor estuvo muchos años en Inglaterra y de vuelta a su ciudad de origen se dedicó a dar clases de inglés. La pequeña tuvo un bar con su marido y después trabajó en una carnicería que, según me dice su hermano Julio, estaba en la calle Independencia y cree que se llamaba Olegario. Esta es una brevísima biografía de estas coruñesas que ahora escribieron un nuevo capítulo en sus vidas unidas por la vacuna.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Nacidas en la Guerra Civil y vacunadas a la misma hora