El Puerto habilita una nueva explanada en Langosteira por 2,5 millones de euros

Emiliano Mouzo A CORUÑA

A CORUÑA CIUDAD

Emiliano Mouzo

En ella Galigrain levantará sus nuevas instalaciones para mejorar su eficiencia

03 mar 2021 . Actualizado a las 13:03 h.

La Autoridad Portuaria de A Coruña continúa con las inversiones encaminadas a mejorar las dotaciones del Puerto Exterior, para dar servicio a las necesidades de las empresas que operan en las nuevas instalaciones.

Recientemente finalizaron las obras de construcción del muelle A-2, de 350 metros lineales de longitud, y con el que se consigue una línea de atraque total de 1.550 metros. Tras la conclusión ya ha comenzado el proceso para habilitar la explanada anexa al muelle, en una superficie de 23.000 metros cuadrados.

Esta nueva actuación cuenta con un presupuesto de 2,5 millones de euros. Los trabajos se iniciaron con la precarga, una medida que tiene como finalidad mejorar la capacidad portante del terreno, asentarlo definitivamente.

Además, el proyecto incluye la pavimentación de la superficie y la ejecución de las redes de servicios de drenaje, saneamiento, abastecimiento, contraincendio, energía eléctrica y telecomunicaciones.

En esta explanada se levantarán las nuevas instalaciones de la consignataria gallega Galigrain. Esta compañía, del grupo Nogar, invertirá 14 millones de euros en la ampliación de sus instalaciones en Punta Langosteira.

La empresa construirá una nueva nave de almacenamiento y gestión de mercancía y una cinta automática para la descarga, que servirá para mejorar su eficiencia operativa y medioambiental. Este avanzado sistema permitirá realizar todas los movimientos de cereales en circuito cerrado. Con ello, reforzará su posición en el sector de los graneles, al contar con un total de 63.600 metros cuadrados en su concesión en el Puerto Exterior. De esta forma, continuará manteniendo su negocio de abastecimiento a la cabaña ganadera gallega y de la meseta española.

Además, el material de la precarga, de aproximadamente unos 269.000 metros cúbicos de roca y granulados, procederán de excavaciones y desmontes del mismo recinto portuario.

Los técnicos consideraron que la mejor zona para la consecución de estos materiales es la explanada norte del nuevo puerto de Repsol en Langosteira, por donde discurrirá el poliducto y donde se habilita la parcela para las instalaciones de bombeo de crudo y de sus derivados.