Fallece Ramón Orjales, el hombre de sonrisa eterna, de alma aventurera y emprendedor vacacional

El empresario coruñés fundó Viajes Orzán en 1978 y emprendió varios proyectos junto a sus hijas, como Grafoplás, Orzán Congres o Serglo-LCG


A Coruña

Trabajador incansable, gran conversador, con un enorme sentido del humor, de puntualidad británica, con la inmensa humanidad que solo los líderes empresariales y sociales poseen, Ramón Orjales (A Coruña, 1941) ya no está con nosotros. Falleció este miércoles. El fundador de viajes Orzán y Grafoplás, entre otros proyectos que impulsó junto a sus hijas, como Orzán Congres o Serglo-LCG, dedicó toda su vida gracias a su fructífera actividad no solo a la organización vacacional, sino también a la promoción de la ciudad y de Galicia por el mundo entero, cuando presidió la asociación gallega de organizadores de Congresos. Ramón Orjales fundó Viajes Orzán en 1978 y con el paso del tiempo formó un gran equipo a su alrededor que multiplicó con sus otros retos empresariales.

De niño soñaba con la aventura, cuando la única ruta conocida era la que unía su casa en la rúa Nueva con el colegio, en la calle Ferrol. Fue emigrante muy joven. Con 14 años siguió los pasos de sus padres, abuelos y tíos y se fue a Cuba, donde permaneció pocos años. Como todos los hombres inquietos, al regresar a A Coruña pronto se hizo un hombre de éxito. Su visión, implicación y capacidad de trabajo lo convirtió en el brillante director de una de las principales agencias de viajes de la Galicia.

Este coruñés convencido, enamorado de su profesión y devoto de los países de habla hispana, valoró siempre más el tiempo que el dinero y era, sobre todo, amigo de sus amigos. «Lo más importante que puede haber en la vida es la amistad», decía. Tenía el genio tan a mano como la sonrisa y consideraba que el sentido del humor es la mejor medicina contra el estrés, del que, por desgracia, nunca se libró.

Quien lo conocía, que eran miles, lo quería. Y para ellos dejó frases inolvidables. Como «en la vida sin humor estás perdido», «la vida ha sido muy generosa conmigo», «los de mi quinta no nos estamos haciendo viejos, sino que estamos acumulando mucha juventud», «es bueno que siempre te quede algo para hacer el lunes». Su familia sigue sus pasos y su infinita humanidad. Los coruñeses lo llevarán siempre consigo y admirarán su obra y forma de vivir.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Comentarios

Fallece Ramón Orjales, el hombre de sonrisa eterna, de alma aventurera y emprendedor vacacional