A Coruña

Tranquilidad como tónica general. Ese es el balance que la policía y los cuerpos de bomberos de la ciudad y el área metropolitana hacen de la Nochevieja coruñesa, en la que el cumplimiento de las normas y las restricciones fue la característica predominante.

Lo más destacado fue una fiesta ilegal en Pocomaco, dónde la Policía Nacional sorprendió a las cuatro de la madrugada a veinte personas, incluidos varios menores, en una celebración que incumplía la normativa, por lo que los asistentes fueron identificados y propuestos para sanción.

Mientras, la Policía Local impuso 18 denuncias por no respetar el toque de queda durante las primeras horas del 2021. Estas denuncias corresponden a ciudadanos que incumplieron la prohibición de estar en la vía pública entre la 1.30 y las 6.00 horas. A estas denuncias hay que añadir el levantamiento de 5 actas por ruidos en domicilios, una de las cuestiones que más temían los agentes ante la posibilidad de que los coruñeses recurriesen a organizar fiestas en pisos debido a la imposibilidad de acudir a celebraciones en lugares como locales de hostelería, que tenían que estar cerrados desde las once de la noche a las once de la mañana.

La policía también denunció a tres personas por no llevar mascarilla de madrugada y a otra ya por la mañana y a un establecimiento de la zona de Los Rosales por llevar a cabo un espectáculo público con música sin licencia.

Desde la sala de pantallas de la policía destacaron la escasa presencia de incidentes durante la noche en la que se dio la bienvenida al 2021, en lo que fue la Nochevieja más particular y tranquila que se recuerda, en la que las fiestas y celebraciones multitudinarias se tradujeron en reuniones más reducidas por la normativa vigente.

Para otra ocasión quedan imágenes clásicas de los coruñeses listos para empezar el año festejando por todo lo alto y llenando las calles de vestidos, trajes y, en algunos casos, excesos de alcohol. No hubo largas colas para hacerse con un taxi en lugares como el Obelisco ni churros a primera hora tras una larga jornada de fiesta, situaciones que, si se recupera la normalidad, volverán dentro de un año. Sin relación con las medidas establecidas para la contención de la pandemia, también fue necesaria la intervención del 092 en una discusión de pareja.

El resto del día también se mantuvo presidido con la calma y lo más destacado fue un incendio en la bañera de hidromasaje de un domicilio de Matogrande al que acudieron los bomberos a las 14.45 horas y que se saldó con una persona trasladada al Chuac tras inhalar humo.

Última tarde del 2020

La policía impuso varias denuncias durante la última tarde del 2020. En concreto, se tramitaron ocho actas a ciudadanos que no portaban mascarilla, cuatro a personas que estaban fumando sin guardar la distancia de seguridad y una por no respetar el cierre perimetral que sigue activo en la ciudad.

Además, también hubo varios locales de hostelería que fueron objeto de denuncias por parte de los agentes, tres por permitir un aforo mayor del permitido y otro por permitir salir con bebidas alcohólicas al exterior.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

La Nochevieja en A Coruña se salda con 18 denuncias por incumplir el toque de queda