La lotería más tacaña de los últimos años

En la ciudad y su área se vendieron 23 décimos de dos quintos premios. En total, 138.000 euros

D. V. T. S.
A Coruña / la voz

El sorteo de la lotería de Navidad comenzó ayer con un gran subidón de alegría para A Coruña. Tan solo un minuto después de que comenzasen a mover los bombos, salía un quinto premio, el 86986, con décimos vendidos en A Coruña, Oleiros y Bergondo. En total, 19 boletos premiados con 114.000 euros (6.000 euros al décimo). Solo al final de la mañana volvió a sonreír la suerte al área coruñesa, con otro quinto premio, el 43831. De este número se vendieron cuatro décimos, tres de ellos en A Coruña y otro en Aranga. Es decir, un pequeño pellizco de 24.000 euros. Finalizado el sorteo, la lluvia de dinero se quedó en poco más que llovizna porque entre la ciudad y su área tan solo se vendieron 23 décimos premiados con 6.000 euros cada uno. Es decir, en esta zona tan solo se repartieron 138.000 euros.

Echando la vista atrás, la diosa Fortuna fue más generosa con la ciudad en otras ocasiones. De hecho, el año pasado la confitería Chaná distribuyó 1,5 millones de un quinto, el 06293, mientras que en Marineda City se habían vendido otros 200.000 euros de un cuarto premio, el 41710. Y en el 2018, el pellizquito fue mayor, ya que se habían vendido en la ciudad tres décimos del gordo, dos terceros, un cuarto y trece quintos, la mayoría de estos últimos en el municipio de Abegondo.

Guísamo amaneció con suerte

La mayor alegría del día se la llevaron en la localidad de Guísamo, en Bergondo. Desde que comenzó el sorteo pasadas las nueve de la mañana, Sonia Tomé, una de las responsables del bar El Centro, enseguida supo que el 86986, uno de los madrugadores quintos premios, había caído allí. Más tiempo tardó en saber cuánto dinero había repartido. Finalmente fueron diez décimos «por máquina» (60.000 euros), una cantidad que le confirmaron desde la central de loterías a este punto mixto. A las diez de la mañana, cuando hablaba con La Voz, le traían el cartel de «Premio vendido aquí». «É un día alegre e animado para os clientes», decía Sonia, mientras no paraba de trabajar.

Verónica Ferreiro también se mostró muy contenta a primera hora de la mañana por haber distribuido este mismo quinto premio del sorteo de Navidad. «Está colapsada la página de lotería, no sé a quién se lo que vendí, es un terminal mixto, estoy esperando a que vengan los de la delegación de loterías con el cartel», decía esta profesional que no paraba de recibir llamadas y que lleva dos años al frente de la Librería Díaz, en el centro de Oleiros. Finalmente, pudo constatar que fueron dos boletos. «Grandes premios no había dado, he dado de 7.000 y 3.000 euros, pero grande, ninguno», explicaba ilusionada.

Con más calma recibió Ramón Otero la noticia de que la suerte había caído en su establecimiento de Aranga, concretamente en el café bar Casa Sixto, situado en la parroquia de Fervenzas. El penúltimo premio que salió del bombo, el quinto 43831, dejó en esta localidad 6.000 euros por un décimo expedido a través de la máquina. Ramón contaba ayer que el negocio, apostado al norte de la Costa do Sal, en la N-VI, lleva funcionando 47 años y que únicamente había despachado pequeños premios en juegos de azar. «Únicamente selamos no 2015 unha quiniela de fútbol premiada con 53.800 euros. Pero foi un señor de Lugo, así que os cartos non se quedaron aquí», comentaba. En todo caso, los clientes habituales hicieron un pequeño brindis por el afortunado que se embolsará 6.000 euros gracias a este boleto. «Pero pouca cousa, sen moita celebración, porque era mellor que tocara un segundo, un terceiro... e claro, tamén o gordo».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La lotería más tacaña de los últimos años