Alerta en As Conchiñas por una oleada de robos al descuido

E. Mouzo A CORUÑA / LA VOZ

A CORUÑA CIUDAD

MARCOS MÍGUEZ

La policía sigue la pista a una banda de la zona de Carballo

16 dic 2020 . Actualizado a las 11:04 h.

La ciudad de A Coruña vuelve a ser objetivo de los ladrones. En apenas una semanas se produjeron hasta cinco robos y otro intento que no fructificó gracias a una ciudadana que se percató de las malas intenciones de dos individuos. Todos estos robos e intentos de asaltos tuvieron lugar en la zona de la avenida de Fisterra y de la calle Barcelona. Y los objetivos de los ladrones siempre fueron personas mayores. Uno de los casos fue cuando un joven accedió al bolso de una señora y le cogió la cartilla personal, logró sacársela y quitarle el dinero que acababa de retirar, según fuentes próximas a la investigación. La insistencia que mostraron dos mujeres que se percataron del suceso y la amenaza de llamar a la policía hicieron que el ladrón entregase la cartilla y el dinero.

Otra señora que estaba haciendo la compra en una frutería fue asaltada también por un individuo cuando se disponía a pagar su compra. Accedió al local y se llevó su cartera. Otra mujer fue víctima de otro robo, y en la misma zona, en As Conchiñas. En esta ocasión la señora llevaba su bolso colgado del brazo y un individuo se lo llevó, perdiendo no solo dinero, sino también su documentación. Más suerte tuvo otra mujer que fue acechada por dos jóvenes, pero advertida por una vecina de que la perseguían para hacerse con su cartera. Se zafó de convertirse en víctima.

Esta banda lleva varios días operando por la ciudad. De hecho, tanto la Policía Local como los agentes de la Policía Nacional recomiendan extremar las precauciones. Según fuentes próximas a los equipos que investigan este repunte en los robos en la ciudad, están comprobando que están llegando individuos «de un área marginal de la zona de Carballo». Pero también son conocedores de las mafias del este de Europa, «sobre todo de Rumanía, que continúan actuando en nuestra ciudad», señalaron estas mismas fuentes,

Por ello, varios colaboradores de la Policía Nacional recomiendan que no se permita «el saludo cariñoso y el abrazo amistoso de estas personas». Aseguran que es el momento en que aprovechan la oportunidad «para hacerse con las joyas o robar las carteras al descuido».