Cargan una grúa de 500 toneladas en Langosteira con destino a Marín

Emiliano Mouzo A CORUÑA

A CORUÑA CIUDAD

Emiliano Mouzo

El equipo será sustituido en los próximo días por uno de mayores prestaciones

14 dic 2020 . Actualizado a las 11:17 h.

Una consignataria y estibadora portuaria de A Coruña cargó una de sus grúas en el puerto exterior de Langosteira. Su destino es el puerto de Marín, donde la operadora también cuenta con importantes instalaciones y equipos necesarios para manipular cualquier tipo de mercancía.

Este equipo, con un peso de algo más de 500 toneladas, fue cargada en el buque Paleisgracht. Para realizar la operación fue necesario contar con la ayuda de las grandes y potentes grúas con que cuenta el buque. Se trató de un trabajo muy delicado ya que los técnicos decidieron cargar la grúa sin necesidad de desmontarla, ni retirarle su enorme pluma.

Esta es una de las dos operaciones que la consignataria tiene pensado hacer. En las próximas fechas la operadora enviará otra de sus grúas a la dársena de Marín.

Estos traslados no significa que el puerto exterior de A Coruña queda sin este importante servicio. A Langosteira llegaran dos nuevas grúas, pero de mayor potencia y de última generación, indicaron fuentes de la comunidad portuaria.

Y es que la dársena ubicada en el Ayuntamiento de Arteixo continúa con su progresiva y positiva evolución en cuanto a los tráficos, sobre todo de graneles sólidos, como cemento, o cereales destinados a la cabaña ganadera. De hecho, en este ejercicio ya se cargaron y descargaron en Langosteira más de 10 millones de toneladas desde su entrada en funcionamiento, en el año 2012.

Además, la dársena está demostrando su polivalencia lo que le permite no dejar de crecer. Langosteira se está convirtiendo en una infraestructura clave para atraer todo tipo de buques.

Para el traslado de las dos grúas se optó por el Paleisgracht por tratarse de un buque dotado con las características necesarias para este tipo de cargas. Cuenta con un sistema de tanques que le permite realizar la navegación con balances mínimos y con escaso riesgo de sufrir escora.