La jefa de Medicina Preventiva del Chuac: «Esta semana debería seguir la buena tendencia, pero el virus está esperando nuestros fallos»

Francisco Brea
F. Brea A CORUÑA

A CORUÑA CIUDAD

María José Pereira, jefa del servicio de Medicina Preventiva del Chuac
María José Pereira, jefa del servicio de Medicina Preventiva del Chuac ANGEL MANSO

María José Pereira aconseja minimizar los contactos en Navidad y crear burbujas de convivencia

10 dic 2020 . Actualizado a las 16:25 h.

María José Pereira, jefa del servicio de Medicina Preventiva del Chuac, es una voz autorizada para hablar de la evolución de la pandemia en el área sanitaria y, además, está acostumbrada a hacerlo con claridad. Por eso no lanza las campanas al vuelo.

—Hace una semana dijo que no estaría tranquila hasta no ver el índice de positividad por debajo del 3 %. ¿Estamos en la buena dirección?

—Si eso se diese, la circulación del virus sería limitada o escasa. Pero aún no se dan esos niveles de forma constante para estar tranquilos. Ahora vivimos la resaca de las medidas aplicadas durante el mes de noviembre.

—Pero, ¿seguirán mejorando los números?

—Estamos convencidos de que esta semana será buena. Debería seguir la buena tendencia, pero el virus está ahí, esperando nuestros fallos para empeorar la situación.

—¿Fallos que se podrían cometer en las celebraciones navideñas?

—Preocupa la fatiga pandémica. La población está cansada y vamos a unas fechas en las que parece que hay más ganas de compartir. Es una bomba de relojería y debemos insistir en no dejarnos llevar por el cansancio y no caer en la alegría habitual de la Navidad ni por el inicio de las vacunaciones. Es un momento crítico.

«Si bajamos la guardia, volveremos a tener problemas ya de inmediato»

—Este año, ¿debería haber en las mesas más burbujas que las del champán?

—Los ciudadanos deben crear sus propias burbujas de convivencia, minimizar los contactos y relacionarse con el menor número de personas posible. Estas burbujas también darán alegría, porque si limitamos las interacciones no habrá problemas. Es mejor no mezclarse, y si se hace que sea de forma segura.

—¿Cómo tienen que ser unas celebraciones seguras?

—Es necesario que nos comportemos como si estuviéramos hablando con un enfermo y quisiéramos prevenir el contagio y utilizar todas las medidas de seguridad, como en un restaurante. Aunque no sé si es el mejor ejemplo, porque ya vi cosas en locales que no se deberían ver. Y no es bueno, porque así esta ventana de cierta estabilidad será muy breve. Si bajamos la guardia, volveremos a tener problemas ya de inmediato.