Estados Unidos también elige a Ferreiro Badía

La National Sculpture Society incorpora entre sus miembros al artista coruñés


A Coruña

«Está siendo un buen año, a pesar de todo». Esto sostiene el artista Manuel Ferreiro Badía (A Coruña, 1944). Entre ese todo está la pandemia que ha obligado a posponer para el próximo año las exposiciones que tenía previsto hacer en Tokio, Alemania y Míchigan. Pero desde Estados Unidos le ha llegado un reconocimiento a su carrera artística: «Aquí soy reconocido, pero esto es una cosa mayor, un reconocimiento estupendo en mi trayectoria». Alude a que la National Sculpture Society (NSS), una entidad nacida en 1893 y de la que forman parte los mejores escultores norteamericanos, le acaba de nombrar miembro electo de la misma.

La elección tuvo lugar a finales de octubre, en la reunión anual de la NSS, y después de que en el mes de febrero de este año, en un acto celebrado en la sede que la entidad tiene en Nueva York, el presidente de la misma, Michel Langlais, entregara Ferreiro Badía la Medalla de Bronce de la asociación y el John Cavanaugh Memorial Prize.

En la sociedad de la que ya forma parte Ferreiro «hay artistas muy importantes como Daniel Chester French que es el autor del imponente monumento a Lincoln». Destaca la excelencia y talento de estos artistas que en su día «llevaron a Estados Unidos lo que se estaba haciendo en Francia, que era entonces la vanguardia de la escultura».

Ferreiro Badía ha mantenido siempre una especial relación con Estados Unidos como lo muestran sus exposiciones en California, Carolina del Sur y Nueva York; también la instalación de su obra escultórica tributo al Xacobeo en el espacio público de Manhattan o la publicación de su trayectoria en la prestigiosa revista de arte norteamericana Sculpture Review.

Además, rememora, «con poco más de 30 años me ofrecieron ir a California pero me dio miedo: casado, con tres hijas... Siempre pensé en aquella oportunidad, pero me parece que tomé la decisión correcta», que fue la de no irse. Este reconocimiento de la NSS parece confirmar el acierto de aquella decisión.

En cuanto al reconocimiento a este lado del Atlántico, Ferreiro cuenta con obras en colecciones europeas y australianas, además de una notable producción monumental de piezas escultóricas repartidas por varios lugares de Galicia. Entre estas obras, elaboradas en piedra o en bronce, están los monumentos a Pablo Iglesias y Simón Bolívar en A Coruña, el de los Trovadores en la isla de San Simón, el de Gonzalo Torrente Ballester en Ferrol o el de Camilo José Cela en Padrón.

«Aislamiento buenísimo»

Para Manuel Ferreiro «estos momentos de aislamiento son buenísimos. Puedes pensar, el trabajo me cunde muchísimo...». Argumenta que en realidad «la labor del artista es muy solitaria. Necesita ese tiempo de intimidad y ahora lo estoy aprovechando mucho». De todos modos, «aunque no puedes ver a la gente sí que llamo, hablamos...».

Sostiene que «siempre trabajé muchísimo en mi vida, doce horas al día, y no supe lo que era estar cansado hasta que me lo enseñó mi mujer que, como sabes, también es escultora [Docha Rioboo, A Coruña, 1946]». Comenta como el cansancio se manifiesta «cuando te empiezan a caer cosas de las manos. ¡Ahí hay que parar!». Pero está «constantemente maquinando».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Estados Unidos también elige a Ferreiro Badía