El puerto exterior de A Coruña acoge el quimiquero que estuvo a la deriva cuatro días

El buque, sin máquina y cargado de etanol, entró remolcado y con el práctico a bordo


A Coruña

El buque quimiquero Sucran C entró sobre las 14.00 horas de este sábado en el puerto exterior de punta Langosteira, en la costa de Arteixo. Lo hizo escoltado por otros dos remolcadores de la empresa Ibaizabal Norte y con un práctico a bordo. El Sucran C, de 98,8 metros de eslora y cargado con etanol y aceite base, permaneció cuatro días sin máquina y a la deriva a 26 millas al nornoroeste del cabo Ortegal. El buque sufrió el pasado lunes un incendio que le afectó a la plante propulsora, problema que le impedía navegar.

Había zarpado de Riga y su destino era Gebze, en Turquía. Salvamento le ofreció auxilio pero la naviera, a través del capitán del buque, rechazó la ayuda. contactó con dos empresas de remolque, la española Ibaizábal Norte, que envió a la zona el Ibaizabal Nueve, y con una rusa que puso a su disposición el remolcador Spasatel Demidov. En las inmediaciones del quimiquero averiado también estuvo en todo momento el remolcador y buque de apoyo de Salvamento Marítimo Sar Gavia, que inspeccionó toda la maniobra, desde la composición del tren de remolque hasta la llegada a primera hora de esta tarde al puerto coruñés.

Tras varias horas de negociaciones la naviera optó porque el Sucran C fuera remolcado por el Spasatel Demidov. Sin embargo, y por causas que no trascendieron, este remolcador ruso declinó entrar en el puerto exterior de punta Langosteira y le entregó el remolque al Ibaizabal Nueve. El puerto exterior de A Coruña volvió a demostrar su polivalencia. En esta ocasión como dársena refugio para el buque averiado.

Otros casos en Langosteira

No se trata de la primera vez. El primer barco en buscar abrigo y solucionar los problemas que le impedían continuar navegando fue en el 2014. Fue el granelero Grand Breaker, un carguero de 33.000 toneladas con bandera de las Islas Marshall. El segundo incidente lo protagonizó el enorme portacontenedores MSC Ajaccio. Un buque de 300 metros de eslora que se quedó sin gobierno a 18 millas del cabo Finisterre, con toda su carga y 28 personas a bordo. Salvamento Marítimo, en difíciles condiciones meteorológicas, logró remolcarlo cuando estaba a tres millas del cabo Touriñán. Fue enviado a punta Langosteira, donde atracó con éxito, para ser reparado.

El 18 de marzo del 2019 el petrolero Futura que navegaba frente a la costa cantábrica sufrió un problema en su máquina y solicitó remolque y ser llevado hasta el puerto de punta Langosteira. Se trataba de un buque de 131 metros de eslora, 31 de manga y llevaba una carga de 37.000 toneladas de gasóleo.

No obstante, la alta capacidad del puerto exterior de A Coruña quedó demostrada el 23 de diciembre del 2016. El buque tanque Max Jacob cargó en Róterdam 148.000 toneladas de fuel y puso rumbo a Estados Unidos. Pero los planes se le torcieron justo cuando navegaba frente a las costas coruñesas, al sufrir una avería en su máquina. El capitán del petrolero, de 274 metros de eslora, 48 de manga, 16,5 de calado y abanderado en Liberia, solicitó autorización a la Capitanía Marítima de A Coruña para poder entrar en el puerto de esta ciudad. Finalmente fue autorizado, pero para atracar en las nuevas instalaciones portuarias de punta Langosteira, ya que en los muelles urbanos no podría hacerlo porque el calado máximo de los canales es de 15,5 metros.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

El puerto exterior de A Coruña acoge el quimiquero que estuvo a la deriva cuatro días