a coruña / la voz

A las once de la noche, y al margen de algún que otro despistado, este lunes ya solo pasaban por la calles de A Coruña los que regresaban a casa del trabajo, salían a la farmacia de guardia o acudían a urgencias. Y solo se esperaba a los camiones de la basura, las ambulancias y los coches patrulla que, en el primer día de toque de queda, vigilaban el cumplimiento de la nueva restricción de la movilidad para frenar al virus.

Justo este lunes, los datos de la pandemia en el área sanitaria llevaron a dos concellos, A Coruña y Cambre, a entrar en el nivel de alerta 3 o roja por el número de casos detectados en los últimos siete días. Se suman así a Arteixo y Oleiros, que ya estaban en la misma franja. Según el Sergas, en A Coruña ciudad son más de 276 las infecciones diagnosticadas en la última semana, mientras que en Cambre, Arteixo y Oleiros se superaron las 21.

En el conjunto del área sanitaria, la semana arrancó con 45 casos activos más que el domingo, hasta 1.167, a pesar de que en 24 horas se dieron 51 altas, ya que al mismo tiempo salieron a la luz 96 nuevos contagios.

De esta forma, el índice de positividad se eleva ya al 8,1 %, tres puntos por encima del umbral fijado por la OMS como referencia para el control de la pandemia. Además, aumentó significativamente la presión hospitalaria, dado que ayer había 10 pacientes más ingresados que el domingo, un total de 80, y 9 de ellos en unidades de cuidados intensivos, 2 más que el día anterior.

El Chuac fue el centro que experimentó un mayor crecimiento, puesto que ingresaron 11 personas más, hasta un total de 76, y 2 de ellas lo hicieron en la uci junto a las 7 que ya estaban en estado críticos. En el HM Modelo seguían ayer con 2 pacientes en cuidados intensivos y en el Quirón tenían 2 enfermos en planta, uno menos que el domingo. En sus casas, aislados y en cuarentena, permanecían 1.087 infectados, 35 más que un día antes.

El domingo se produjo, además, el fallecimiento de un hombre de 75 años en la residencia Domus Vi de Oleiros. Su muerte elevó a 219 las vidas segadas por el covid en el área desde el inicio de la pandemia en marzo y a 47 los mayores que perdieron la vida a causa del virus en los geriátricos en los que residían.

«Altamente preocupante»

La alcaldesa, Inés Rey, valoró que «la situación es altamente preocupante» y, a la espera de que la Xunta «decida si aplica más restricciones que las ya establecidas por el Gobierno central», hizo un llamamiento a extremar las precauciones y a la responsabilidad. «Estamos en una situación delicada», dijo, por lo que instó a «cumplir estrictamente» las medidas de protección, el confinamiento nocturno y evitar las reuniones, las fiestas en pisos o quedadas. Apuntó, no obstante, que «no sería justo estigmatizar a ningún colectivo por el aumento de contagios». «Toda la población está demostrando ser responsable pero hay que seguir siéndolo y serlo todavía más», añadió antes de concluir que «toca cuidarnos y evitar situaciones de riesgo».

En el mismo sentido, el alcalde de Cambre, Óscar García Patiño, también recalcó que «o que se pide é responsabilidade aos veciños», ya que «realmente necesitamos a colaboración de todos para frear esta tendencia de crecemento». El regidor lamentó la falta de comunicación directa con Sanidade como en verano, ya que «pasamos de ter datos diarios a non ter máis que un rango de datos, máis de 21 casos, o que é moi amplo». «Parece que a Consellería de Sanidade só conta co Concello cando se trata de controlar e vixiar o cumprimento da normativa, e os concellos están para moito máis», consideró.

A Coruña lleva una semana por encima del umbral de control de la pandemia

R. Domínguez
Pruebas del coronavirus. Autocovid del Ventorrillo, en A Coruña
Pruebas del coronavirus. Autocovid del Ventorrillo, en A Coruña

Con 620 contagios, rebasa el 7 % en tasa de positivos mientras desciende la edad de los pacientes con covid que necesitan ser hospitalizados

El covid en el área sanitaria de A Coruña-Cee acumula ya una semana por encima del umbral fijado por la OMS como indicador de control de la pandemia, ya que la tasa de positividad (nuevas infecciones detectadas en PCR) supera el 5 %. De hecho, en los últimos ocho días se han diagnosticado 620 contagios, y ayer mismo el Sergas apuntaba que en el 7,7 % de los cribados se confirmaron nuevos casos.

El incremento de diagnósticos se produce coincidiendo con un lento, pero sostenido, aumento de afectados que necesitan ser hospitalizados, que, además, son personas de menor edad a la registrada hasta ahora. En la última semana, la edad media de los ingresados pasó de 74 a 65 años.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El toque de queda vacía las calles