La pandemia consolida el «desastre turístico» del verano en A Coruña

Vigo, Sanxenxo y O Grove recortan distancia con la ciudad o amplían su ventaja. Los brotes y el caso Fuenlabrada impulsan la tendencia de fondo, pero el informe ve motivos de esperanza ya que la estancia media sigue siendo alta


A Coruña

Para el sector turístico de todo el país, atenazado por la pandemia del coronavirus, el del 2020 ha sido un verano negro. Pero sus efectos han sido incluso más duros en A Coruña, que ha visto como sus competidoras directas, Vigo, Sanxenxo y O Grove, recortan distancias o amplían la ventaja que ya tenían sobre la ciudad.

Así lo indican los resultados de la encuesta de ocupación hotelera del INE para los meses de julio y agosto, que sitúan a A Coruña en posiciones de cola entre los diez principales destinos del norte de España.

A esa conclusión llega la Asociación Metropolitana Coruña 3.0, que ha remitido un análisis de la encuesta al Ayuntamiento en el que describe la situación como un «desastre turístico».

La entidad está presidida por el catedrático de Geografía Andrés Precedo, y cuenta entre sus filas con destacadas figuras del mundo económico, cultural y empresarial de la ciudad, como Alberto Unsaín, Carlos Sánchez-Tembleque, Venancio Salcines, Andrés Luis Lacasa o José Luis Naya Mosquera, entre otros.

«Ocupamos el octavo puesto muy por detrás de Sanxenxo y con Vigo a corta distancia»El informe reconoce que era previsible que las cifras de agosto no fuesen positivas, al detectarse un aumento de casos de coronavirus y ponerse en marcha medidas de contención, pero «en julio, cuando la ciudad todavía era segura, la situación no era mucho mejor por número de viajeros, pernoctaciones y llegada de extranjeros». En número de viajeros (23.204 en julio y 26.345 en agosto, según el informe) «ocupamos el octavo puesto», muy por detrás de Sanxenxo y con Vigo a corta distancia. En julio llegaron a la ciudad 2.611 visitantes extranjeros, «solo recibieron menos Gijón, Oviedo y Sanxenxo». En agosto, con 2.860 turistas foráneos, la ciudad se quedó a la cola con Gijón. Vigo, que ya había logrado una amplia ventaja en julio, con 3.665 visitantes, se disparó en agosto y alcanzó los 4.235 visitantes extranjeros. 

A la cola en pernoctaciones

El informe señala que los resultados por pernoctaciones aún fueron peores. En julio se contabilizaron 50.309 en A Coruña, lo que supone que se empató con Vigo en el penúltimo lugar. En agosto, añade el informe, esa cifra aumentó a 62.352, pero ese tímido crecimiento la dejó como «la ciudad costera con peores resultados». Solo Vitoria, situada en el interior, tuvo registros más bajos.

El informe es más optimista a la hora de evaluar los datos de ocupación hotelera por número de habitaciones y la estancia media. En julio, la ocupación fue del 49,3 %. Es un porcentaje muy bajo para ese mes, pero en las circunstancias extraordinarias de este año supusieron que A Coruña fuese la cuarta mejor ciudad del norte español, solo por detrás de Gijón (54,5 %), San Sebastián (52,9 %) y Santander (53,2 %). 

El efecto de los brotes

Pero en agosto, el informe entiende que a causa de los brotes, A Coruña solo mejoró su ocupación hasta el 50,9 %, con lo que se situó como «tercera por la cola», solo por delante de Santiago y de Bilbao. «Todas las ciudades veraniegas, incluida Vigo», señala el análisis, pasaron por delante.

Otro tanto ocurre con la estancia media. En julio fue de 2,17 días, con lo que A Coruña fue la cuarta mejor por detrás de Sanxenxo, Vigo y Gijón. Pero en agosto, en principio otra vez a causa de los brotes, se produjo una mejora muy pequeña, hasta los 2,37 puntos, con lo que A Coruña cayó al quinto lugar por debajo de Santander.

El informe insiste en que la situación no es consecuencia solo de la pandemia. Advierte que la tendencia «ya venía de antes», en concreto es «consecuencia de diez años de desacertada gestión municipal del turismo, no es que no se hicieran cosas, es que no fueron eficaces».

Los brotes y el caso Fuenlabrada impulsan la tendencia de fondo

La encuesta de ocupación hotelera del INE confirma la denuncia pública que la alcaldesa, Inés Rey, lanzó a finales de julio, cuando clamó contra el «irresponsable» viaje a la ciudad del Fuenlabrada, ya con infectados por covid entre sus filas, para disputar la última jornada liguera frente al Deportivo. La regidora advirtió del daño que ese incidente iba a causar a la imagen de A Coruña, y fue así. En agosto las cifras del turismo en la ciudad se estancaron, aplastadas por el impacto de ese caso y por el creciente número de contagios, que llevaron a la Xunta a tomar medidas, como la restricción del horario del ocio nocturno, para embridar la expansión desbocada del virus.

«A Coruña carece de un departamento de márketing urbano y de una política de promoción exterior»

Pero el informe de la Asociación Metropolitana Coruña 3.0 insiste en que el virus no lo explica todo. Advierte que A Coruña lleva años desplazada del podio turístico del norte, y señala que la ciudad «carece de un departamento de márketing urbano y de una política de promoción exterior tanto en turismo como en otras actividades que pueden ser eficaces para reposicionar a la urbe dentro de las urbes innovadoras de España». Añade que sí están haciendo esos deberes localidades como San Sebastián, Bilbao, Gijón, Málaga, Valencia, Barcelona o Cádiz. Pero también apunta el caso de Vigo, que ha sabido «alzarse al segundo lugar en Galicia (tras Sanxenxo)» en varias categorías, «aprovechando el fuerte tirón mediático de las Cíes».

El informe ve motivos de esperanza. La estancia media «sigue siendo alta», lo que sitúa A Coruña como un destino atractivo, pero para aprovecharlo, dice, «hace falta un replanteamiento total de la política turística local».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Comentarios

La pandemia consolida el «desastre turístico» del verano en A Coruña