Las autonomías se revuelven contra el tabaco

Canarias también prohíbe su consumo en la calle, y otras diez comunidades lo estudian


redacción / la voza coruña / la voz as neves / la voz

De la sorpresa se ha pasado a la aceptación, y posteriormente al seguimiento. La inesperada medida adoptada por la Xunta de prohibir el consumo de tabaco en público siempre que no exista una distancia de seguridad generó en pocas horas una ola de reacciones. Sin embargo, no han transcurrido ni dos días antes de que el Gobierno de Canarias adoptara idéntica medida y de que responsables de otras comunidades autónomas hayan manifestado su intención de estudiar la idea para su eventual aplicación.

Casi todas las comunidades han mostrado su intención de, cuando menos, estudiar la posibilidad de adoptar una medida similar a la gallega. Algunas de ellas están buscando un encaje legal para incluir un precepto similar que impida el consumo de tabaco en público, tal y como ya recomendó en su día la Sociedad Española de Neumología. Ayer, Fernando Simón manifestó al respecto de establecer una norma común para toda España que «si es necesario, se hará». Para el epidemiólogo la ley actual ya es bastante constrictiva, aunque no descartó modificarla para unificar las medidas que estudian o aplican las comunidades autónomas.

El consejero de Salud de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, ya había considerado por la mañana que debía ser una medida a adoptar por el Gobierno central, aunque señaló que Madrid reconsiderará de nuevo una medida que ya había desplegado a modo de recomendación días atrás.

En realidad, el estudio de un encaje legal es el que están siguiendo otras comunidades, que pensaron en un primer momento que el ámbito de la prohibición de consumir tabaco en público estaba restringido a la ley antitabaco, aunque el paso que ha dado Galicia les ha hecho reconsiderar de nuevo esa posibilidad.

El vicepresidente de Castilla-La Mancha, José Luis Martínez Guijarro, también se mostró favorable a que la medida debería estudiarse para su implementación a nivel nacional. Andalucía, por su parte, ha preferido encargar un estudio para constatar los beneficios de la hipotética prohibición. Así lo indicó ayer el consejero andaluz de Salud y Familias, Jesús Aguirre, que confirmó la solicitud a los expertos del plan antitabaco de la comunidad. El consejero, sin embargo, manifestó sus dudas sobre que la medida tuviera efectos clínicos notables: «Mientras no tengamos suficiente información no podemos tomar una medida de este porte basándonos en beneficios desde el punto de vista científico cuando aún no tenemos claro que exista esa evidencia», explicó.

El Ejecutivo de Asturias también ha encargado informes, según la portavoz del Gobierno autónomo: por un lado, los pidió sobre las ventajas que clínicamente pudiera aportar la prohibición, y por otro, sobre las incompatibilidades jurídicas que pudieran derivarse de esta decisión.

Representantes de los Gobiernos de Cantabria, Baleares, La Rioja, Castilla y León, Navarra y la Comunidad Valenciana confirmaron ayer que estudian aplicar la prohibición de fumar en público cuando no haya distancia de seguridad.

Por su parte, el alcalde de Vigo, Abel Caballero, aplaudió la medida adoptada por el Gobierno gallego y anunció que extiende a todas las playas del concello de Vigo la prohibición de fumar mientras dure la pandemia, aunque exista la distancia de seguridad.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Las autonomías se revuelven contra el tabaco