Sanidade admite que hay transmisión comunitaria en A Coruña y que aún desconoce con qué intensidad

Los ingresos en el Chuac se triplican en 6 días. Una mujer de 89 años del área coruñesa es la víctima número 622 de la pandemia en Galicia


A Coruña

Aunque la cifra que más se ha repetido es la de casos activos, el brote de coronavirus en el área sanitaria de A Coruña tiene consecuencias reales sobre la salud de los coruñeses, y cada día aumenta el número de personas ingresadas en el Chuac a causa del covid. Este miércoles eran 28 los hospitalizados, son tres veces más que hace seis días, cuando el empeoramiento del brote se precipitó.

El aumento del número de ingresados ha sido constante, pero también se acelera el ritmo con el que entran en el hospital. Solo ayer se notificaron nueve ingresos, tantos como en los siete días anteriores, del 4 al 11 de agosto,

Además la enfermedad sigue siendo mortal. Sanidade confirmó ayer una nueva víctima, cuya muerte ya aparecía el martes en los datos del Ministerio de Sanidad. Se trata de una mujer de 89 años del área sanitaria de A Coruña. En total, en Galicia han perdido la vida 622 personas desde el comienzo de la pandemia.

La situación está lejos de quedar bajo control. En una de las órdenes firmadas este miércoles para prorrogar las restricciones, el Gobierno gallego admite que se ha detectado un «incremento dos casos e taxas de infección na comarca de A Coruña, cun aumento de cadeas de transmisión independentes e cun porcentaxe de casos orfos que indica que existe transmisión comunitaria, aínda que de intensidade descoñecida».

El avance del virus se reflejó en la reunión de los alcaldes con el conselleiro Jesús Vázquez Almuiña, que les facilitó los datos actualizados de contagio en la zona. Los números indican que la pandemia coge velocidad en A Coruña, donde hay 325 casos y 729 personas en seguimiento, cuando este martes eran 290 y 691. Crece, pero a menor ritmo, en Arteixo, con 22 casos y 71 contactos frente a 19 y 71 el martes. Otro tanto ocurre en Culleredo, con 21 contagiados, cuatro más, y 61 vecinos en observación, dos más. En Oleiros hay 15 infectados y 59 vecinos en seguimiento, frente a los 14 y 56 del martes.

Sigue muy por detrás Cambre, donde no varía el número de contagiados, diez; pero sí aumentan en dos los contactos sospechosos hasta 49. En Abegondo no hubo variaciones y sigue con dos infectados y 16 seguimientos. Sada registra tres contagiados, uno más, y los mismos vecinos en observación, 15. También se mantiene Carral: dos positivos y diez personas en seguimiento.

Es decir, el brote avanza en la mayoría de los concellos, sobre todo en los grandes, y se estanca en los pequeños, pero no retrocede en ninguno de ellos aún.

El Gobierno gallego ha optado hasta el momento por medidas de contención. A las restricciones impuestas el viernes pasado, incluyendo la obligación de cerrar el ocio nocturno a la 1 de la madrugada y reducir los aforos al 50 %, ayer solo añadió recomendaciones de autoprotección para los mayores. Además, según anunció Almuiña a los alcaldes, Sanidade incrementará las pruebas PCR que se practican en el área, y ha pedido a los ayuntamientos colaboración para localizar a los trabajadores que están en contacto con la población. Así, está previsto hacer pruebas a los agentes de policía y Guardia Civil, farmacéuticos, trabajadores sociales y de ayuda en el hogar y taxistas, con el fin de minimizar el riesgo de contagio.

La ampliación de las medidas a otros municipios se queda en la intención

En su comparecencia de ayer, Alberto Núñez Feijoo afirmó que «o comité [médico] está estudando se amplía o ámbito xeográfico da limitación do ocio nocturno, ademais dos concellos que estaban previstos. Isto se está dilucidando neste momento e se incluirá na medida que se adopte na orde [del DOG] á que me refiro». Todo indicaba que esa ampliación afectaría a municipios como Betanzos, que ya ha sufrido un brote y tiene problemas por la masiva afluencia de jóvenes que acuden a sus locales nocturnos ante el cierre decretado en parte del área. Ese riesgo es todavía mayor este fin de semana, con la celebración del San Roque. A pesar del anuncio del presidente, la Xunta no emitió ninguna orden para expandir las limitaciones a otros concellos más allá de los actuales.

Galicia, la primera comunidad que prohíbe fumar en la calle sin distancia de seguridad

TAMARA MONTERO / UXÍA RODRÍGUEZ
;
Feijoo: «A situación epidemiolóxica de Galicia é boa, a de A Coruña é mala» La Xunta no restringe la movilidad en el área de A Coruña y prohibirá fumar en la calle

La Xunta mantiene las medidas restrictivas en el área de A Coruña

La situación dista mucho de ser mejor que hace cinco días en el área sanitaria de A Coruña. En realidad, «é mala», según admitió el presidente de la Xunta ayer, cuando compareció para relatar las medidas que ha tomado la Administración gallega para intentar frenar el avance del coronavirus. La más importante tiene que ver con fumar en espacios al aire libre y afecta al conjunto de la comunidad: no se podrá si no se puede garantizar una distancia de dos metros.

Por el momento, las autoridades sanitarias han decidido no hacer restricciones generales de movilidad, aunque Feijoo ha sido claro: que ayer no se haya tomado esa decisión «non significa que á vista da evolución da situación non haxa que abordalo nos próximos días». Por el momento, se mantienen las restricciones en el área coruñesa y la situación se revisará de nuevo dentro de siete días. Así quedan las cosas. 

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Sanidade admite que hay transmisión comunitaria en A Coruña y que aún desconoce con qué intensidad