Así será el plan de choque de limpieza de A Coruña

Diez máquinas y 21 operarios reforzarán el servicio ordinario durante un mes en el centro y los barrios más poblados


A Coruña

La junta de gobierno local aprobará este viernes la puesta en marcha del plan de choque de limpieza, con el que el gobierno local prevé mejorar las condiciones de salubridad en A Coruña y paliar las carencias que han dejado dos años con los contratos de los servicios ordinarios en precario.

El plan, que se desarrollará en colaboración con la Diputación, por lo que se deberá firmar un convenio en los próximos días, supera los 623.000 euros, aunque por el momento solo se pondrá en marcha su primera fase, que costará 256.000 euros y su duración será de 30 días de trabajo.

En ese tiempo trabajarán en la ciudad diez vehículos más: tres baldeadoras, tres camiones cisterna y cuatro vehículos ligeros. Además de 21 trabajadores, entre ellos seis conductores, doce peones, dos capataces y un titulado medio que coordinará la faena.

El trabajo, que será contratado a la empresa pública Tragsa, se organizará en un solo turno de mañana, de 07.00 a 15.00 horas. No habrá turno de tarde con el fin de emplear la maquinaria con la máxima eficacia y se ha descartado un turno de noche por el ruido de la maquinaria. Se trabajará de lunes a viernes, por lo que la duración de la primera fase será en la práctica de seis semanas.

De acuerdo al plan municipal, los operarios centrarán su esfuerzo en los barrios de mayor densidad de población, como Monte Alto, Matogrande o el Agra; además de todo el casco histórico, el paseo marítimo y las plazas de Pontevedra Lugo, Galicia y Vigo.

El equipo contratado a través del plan actuará coordinado con el personal de los servicios ordinarios. Su objetivo será reforzar la limpieza en profundidad de las marquesinas y también de «manchas, verdíns e malas herbas, pegotes, costras e suciedade en xeral nos pavimentos e beirarrúas». Además eliminarán puntos concretos en los que han aparecido malos olores por falta de higiene, y recogerán los residuos «en lugares concretos de concentración excesiva dos mesmos que os converten en puntos negros para paliar, entre outros, o problema da proliferación de roedores».

Finalmente, el plan también permitirá el baldeo con desinfectante de las vías públicas. Precisamente, la pandemia del covid y el creciente número de casos en la ciudad son uno de los motivos esgrimidos por el gobierno local para defender la necesidad de lanzar el plan de limpieza. 

La amenaza del coronavirus

En la documentación que aprobará la junta se recuerda el caso Fuenlabrada y la tendencia in crescendo de los casos en A Coruña. El texto señala que «a baixa incidencia da pandemia prevista para o estío non foi máis que un desexo», y advierte que hay que «afrontar a realidade de que a covid está presente no día a día con toda a súa intensidade».

El plan tiene el objetivo de «garantir a saúde de propios e foráneos que visitan a cidade, remarcando con estas actuacións o carácter de destino seguro cara o turismo neste período estival, ao tempo que permita preparala cara o vindeiro inicio do curso escolar xunto con medidas de desinfección de espazos públicos».

La propuesta que aprobará la junta cita además un informe del secretario del Ayuntamiento sobre las «razóns de interese público» que permitirían la contratación del plan más allá de los servicios ordinarios de limpieza. Según el alto funcionario, la inejecución de la limpieza pública «podería xerar responsabilidade por omisión» ya que «pode resultar imprescindible nun contexto de pandemia». Por ese motivo ve ajustado que se contrate a Tragsa, ya que puede ser requerida en situaciones de urgencia.

Los contratos de la recogida de basura y el cuidado viario tardarán meses en entrar en vigor

El plan de choque de limpieza fue una de las promesas electorales de Inés Rey, pero su aplicación se retrasó por las dificultades para contratarlo. En enero se aprobó recurrir a Tragsa a través de la Diputación, pero el proyecto volvió a detenerse tras el estallido de la pandemia. Ahora, la continuación del peligro que supone el covid ha llevado al gobierno local a reactivar el plan, que quiere poner fin a la «inexistencia na cidade de estándares mínimos de calidade ambiental e de salubridade pública», según indican los informes que hoy aprobará la junta de gobierno.

El motivo principal de esa situación, señala el mismo documento, es la precariedad de los contratos actuales de los servicios de limpieza y recogida de basura. Ambos finalizaron en el anterior mandato, y el gobierno local anterior no inició hasta entonces los trámites para renovarlos. A pesar de que se trata de dos servicios de altísimo coste, rondan los 30 millones de euros anuales entre los dos, por lo que se preveía un largo y muy complejo proceso de contratación.

Así ocurrió, la limpieza viaria, tras numerosos trámites administrativos, no contará con un contrato reglado y en funcionamiento hasta el 1 de octubre como mínimo. Por otra parte, la recogida de basura, cuyo proceso de adjudicación ha tenido que retrotraerse por una resolución de los tribunales administrativos, no estará vigente hasta que pasen al menos varios meses.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Así será el plan de choque de limpieza de A Coruña