Este verano me hago flexiteriano


El término no es nuevo. Pero casi nadie sabe qué es. Podemos resumir que un flexiteriano es un vegetariano flexible. Es decir, que en casa no toma nada de carnes pero cuando el sábado queda con unos amigos es el primero en echar mano del churrasco. Un chollo, vamos. De hecho, este verano me hago flexiteriano. Bromas aparte, escucho este concepto, que otros denominan flexivegetariano, charlando con Rubén Romero, propietario de La Postrería. Es un local de referencia en el centro de A Coruña que estos últimos meses ha experimentado numerosos cambios. En realidad, ahora se llama La postre Healthy & Vicius y anuncia que su especialidad es la cocina flexiteriana. «La Postrería es muy conocida y muchos de los habituales le llaman La Postre. Por eso quisimos dar un cambio pero sin que desaparezca la esencia. Lo mismo sucede con la decoración, la cambiamos pero sigue recordando al local que abrimos hace 15 años», apunta Rubén. Recuerdo cuando lo inauguraron. Fue un impacto. Era imposible encontrar mesa. Uno de esos negocios que contribuyó a que otros empezasen a preocuparse un poco más por la decoración. Lo que pretenden en esta nueva etapa es que el público no solo lo identifique como un lugar para tomar dulces, sino como un restaurante alegre y con platos sanos. «Hay personas que asocian la comida saludable a poco divertido, y aquí es todo lo contrario», explica.

BERZAS Y MERLUZA DE CELEIRO

Me impacta una frase: «Galicia es muy rica en productos flexiterianos. Por ejemplo, la merluza de Celeiro. No sufre. No es pesca de arrastre. No se daña el fondo marino cuando la capturan y, al mismo tiempo, es saludable». Es decir, el flexiterianismo también se aplica a esta merluza o «a carnes de animales que han sido criados en producción ecológica y extensiva respetando su espacio. Los pollos que compramos fueron criados en libertad y sacrificados sin sufrimiento. La hamburguesa es de carne cachena ecológica y el ketchup que le acompaña de remolacha. Y nuestros mariscos, que se cogen de forma natural, también son muy flexiterianos. Y estamos potenciando el kale, que no deja de ser nuestra berza, y la preparamos al ajillo con pulpo. El ochenta por ciento de nuestra carta es sin gluten», informa Rubén.

Volviendo al principio. Un flexiteriano es vegetariano de lunes a viernes y los fines de semana come carne y otros productos prohibidos para los más estrictos, siempre cuando la trazabilidad del animal sea ecológica. Los mejillones y la merluza de Celeiro son flexiterianas y nosotros sin saberlo. Este verano lo tengo claro.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Este verano me hago flexiteriano